Niños muertos por  la guerra

Vivimos un momento en que la guerra está presente sin estarlo, diferentes zonas del planeta viven cruentos enfrentamientos. A veces en nuestro propio país; hay estados donde las familias tienen miedo de salir de sus casas y hay quienes entierran a sus seres queridos por encontrarse en medio del fuego cruzado.

Pero lo que se está viviendo entre Gaza y Palestina, es de dimensiones terribles; este conflicto, lejos de resolverse, se va acrecentando al pasar de los años.

En los últimos días, cuando el mundo ha estado feliz viviendo en la burbuja del futbol en Brasil, el dolor y la muerte se apodera nuevamente de estos pueblos.

El pretexto: tres chicos israelíes secuestrados y muertos y uno palestino. Sí que es triste el hecho y que las familias reclaman justicia, pero no se puede llevar la venganza a los niveles que estas naciones lo hacen, matando a cientos de civiles inocentes: mujeres, hombres de bien, ancianos y niños. No importa el blanco del odio, aquí no se discrimina.

 

niños muertos

 

Y si se analiza un poco más a través de la historia, es un cuento sin fin; todos sabemos el problema de la tierra prometida y el conflicto que los judíos han vivido por años. El dolor del holocausto, los grupos extremistas infiltrados y el negocio que las guerras dejan a los grandes poderosos. Sabemos de los intereses compartidos entre otras naciones y que los líderes de ambos lugares, desde sus cómodos sillones en sus elegantes oficinas, libres de peligro; buscan el talón de Aquiles, el mejor lugar para que sus bombas cobren más vidas enemigas, donde corra más sangre.

Ojalá llegue el día en que entendamos que la venganza daña al que la siente, pero perjudica a miles. Que la historia es importante, no hay que olvidarla, pero tampoco se puede repetir la muerte y la destrucción, hay que evolucionar. Que no importe el nombre que cada quién le dé, Jesús, Jehová, Allah, Yahveh, Shivá o Krisna. En todas las religiones son seres de amor, de luz y perdón.

Viviríamos en un mundo mejor sin odios, sin rencor, sin que las víctimas se vuelvan victimarios y donde los niños jueguen alegres. Sin cargar con el pasado.

Paz para Israel y Palestina.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: