GUARDIA REAL ESPAÑOLA. Ejércitos de la Casa del Rey. 

Felipe VI y Letizia

España es una Monarquía parlamentaria desde que los españoles  refrendaron la Constitución de 1978. Así pues, la Jefatura del Estado corresponde al Rey, aunque no dirige ni los poderes legislativos ni ejecutivos. Lo que no impide a la Corona cumplir escrupulosamente con los deberes asignados a su alta representación que son amplios y variados y de gran trascendencia. El Rey juega un papel de primer orden en la estabilidad de la nación. No es un florero como muchos pretenden que lo sea. Ni uno de esos jarrones chinos que no se sabe donde poner.  La Casa Real con todos sus miembros son parte de la historia moderna como los paisajes lo son de la historia de sus regiones. Y vaya con el espíritu de nuestra época o no, sea o no sea aceptado políticamente por ciertas ideologías, lo que es indudable es que la Corona ejerce un papel moderador en los asuntos nacionales. 

Estandarte Felipe VI

Estandarte de Felipe VI ondeando en el Palacio real

Aunque hoy dejaremos a los Reyes tranquilos porque  vamos a escribir sobre un grupo de hombres y mujeres que están íntimamente ligados al servicio de la Corona. Se trata del ejército que vela por su seguridad y cuyas vistosas ceremonias y desfiles dejan boquiabiertos a los testigos  presenciales por la extraordinaria belleza de sus actos, es decir, voy a hablarles de la "Guardia Real Española" sin extendernos en  todas sus funciones ni tampoco pormenoreizando en todos sus miembros.

Si alguien tiene interés en  profundizar más en este bonito  tema puede ir a la web oficial de la Guardia Real o a las noticias y videos que circulan en internet sobre ella. Hay tanto que destacar, tanto que decir de este cuerpo de élite tan señorial en el fondo y en sus formas, que es cuestión de un libro la recopilación de todos esos datos. Por supuesto no tengo pretensiones tan altas. Me conformo con este corto relato para endulzarles los labios

Digamos que la Guardial Real se compone de los tres ejércitos, tierra, mar y  aire. El número lo dejaremos indeterminado pues va en función de las necesidades de cada momento. Los diferentes cuerpos cumplen variados cometidos dentro de un único plan general de salvaguardar  la seguridad y el bienestar de la Casa Real, además de escenificar los protocolos de representación en las visitas de los Jefes de Estado y otras altas autoridades que vienen a España oficialmente en cumplimiento de sus labores diplomáticas.

 

La Guardia Real está al servicio de la Corona.

Y sin más prolegómenos vayamos por pasos al ceremonial que todos los miercoles tiene lugar en las puertas del Palacio Real. Es un cambio de guardia sencillo al que se le denomina el minirelevo. Se congregan cientos de turistas que con sus cámaras fotográficas  flashean  a los Guardias  en busca de la mejor instantánea para llevársela como recuerdo. También el primer miercoles de cada mes tiene lugar el relevo Solemne, una ceremonia mayor al que asisten miles de espectadores congregados por la gran visualización de caballos tordos y castaños que con sus crines y movimientos dan al carrusel de animales y jinetes una espectacularidad extrema y multicolor. ¡De impacto!

En el minirelevo las cosas empiezan así. Los Guardias Reales de Caballería se levantan temprano a fin de completar los preparativos del equipo y sus galas. Cuando lo tienen todo a punto, el Grupo de Honores y la Escolta Real, salen del Pardo acompañados por la Policía Nacional de Tráfico que los custodia hasta la llegada al Palacio Real de Madrid. Una vez allí los Guardias concluyen con  sus preparativos hasta que disciplinadamente da comienzo el minirelevo a las 11.00h de la mañana. 

 

 

 

Así pues con todo listo para empezar, el Grupo de Honores desfila seguidos por varios miembros  de la Banda Real de Música que con su marcha militar, llena el patio de la emoción de unos acordes cuya musicalidad pifánica y tamboril atrae las miradas de atención al emotivo acto que tendrá lugar. De repente el patio se viste de azul y grana engalanado por el desfile militar de los soldados reales que avanzan enhiestos luciendo en sus cabezas el Ros con sprit de plumas rojas tan llamativas para los de Honores y de plumas blancas para la Banda Real. 

Seguidamente hará su aparición  el Escuadrón de Escolta Real, la Caballería de  Lanceros vistiendo el luminoso y colorista uniforme azul Cristina, sobre el que se posan todas las miradas. La presencia de la torda caballería aumenta la expectación. Los hombres y mujeres en cuyos cascos acerados se reflejan los rayos de sol cabalgan en formación coordenada, luciendo el llorón de crin que a modo de una catarata de pelo, cae sobre la rutilante superficie de metal. Las cámaras fotograficas se disparan masivamente una y otra vez para captar una imagen única e irrepetible. Todo está envuelto de marcial solemnidad. Los espectadores quedan asombrados de la perfecta sincronización de unos jóvenes instruidos de manera tan bella en las artes del protocolo Real. En el aire se respira el orgullo de los Guardias Reales, la admiración de los presentes.

Cada media hora se hace el relevo de Guardia como vemos en las fotos de abajo.

Son tres horas, tres horas en las que las Puertas del Palacio Real, adquieren la vida sin la cual las monumentales piedras están muertas. Porque el mejor de todos los edificios está hecho de carne y de sangre cuyo valor sobrepasa toda la ampulosa ornamentación  de las pompas terrenales. El ser humano es el mejor de todos los edificios posibles ya que de su fantasía sale el esplendor de los palacios y de ningún palacio puede salir la gloria humana a  excepción claro está de aquella que los habita.

 Los relevos que congregan numeroso público se suceden cada media hora hasta su finalización  a las 14.00h. ¡Todo un lujo para los sentidos de soldados y civiles!

Da gusto verlos tan jóvenes cargando sobre sus espaldas la alta dignidad de servir a la Corona. Da gusto verlos tan responsables y disciplinados desmostrando así que la juventud bien dirigida es capaz de cualquier cosa que se proponga. Bellos por fuera y bellos por dentro.

Coraceros

Guardia Real

Ya vamos concluyendo con el minirelevo y con el escrito. Pero les dejo con varias fotografías del relevo Solemne que se hace todos los primeros miercoles de cada mes en el Palacio Real de Madrid. En el video podrán percibir mejor la grandiosidad del acto y la perfección en su ejecución. Es muy emocionante.

Si les he dado a conocer algo que no conocían me alegro de verdad. Las cosas buenas de la vida son agradables de compartir. Tal vez si algún día se dan una vuelta por Madrid puedan ser testigos directos de todo lo dicho en estos párrafos y vivir in situ una experiencia de lo más bonita y gratificante. 

Coraceros

No se lo pierdan, hagan click en el video. ¡Es espectacular!!!

Las fotografías mostradas en este blog son propiedad de sus autores.

El contenido de este blog tiene carácter no lucrativo y de entretenimiento solamente.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: