fotografia

Formaciones de hielo convierten esta cueva en un santuario con columnas de hielo y estalactitas totalmente congeladas pues los chorros de agua que caen en la cueva el aire que circula por ella los deja paralizados y convertidos en témpanos de hielo. Considerada la cueva más alta del mundo se encuentra cerca de la Brecha de Rolando dentro del término del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido en el Pirineo de Huesca.

fotografia

fotogarfia

Esta cueva fue descubierta por Norbert Casteret en 1925 del que conserva el nombre.  Se encuentra a 2.765 metros de altitud y en su interior alberga un glaciar subterráneo con un gran lago helado. Las paredes forman cascadas totalmente heladas que en verano duelen desaparecer en parte debido al calentamiento global que es lo que también ha producido la desaparición de glaciales que en la antigüedad se encontraban en esta parte de los Pirineos.

fotografia

Su descubridor escribió varios libros y en uno de ellos relata cuando se internaron el y su esposa por primera vez en el interior de la cueva con la emoción de haber descubierto un lugar sorprendente y diferente donde reina el hielo. "Caminamos sobre ríos congelados, alcanzando gran espesor las capas heladas donde se distinguen las piedras atrapadas en la profundidad... El viento glaciar sopla por estos parajes deteniendo las aguas para formar estalactitas de hielo, finísimas y transparentes unas, otras grandes y amenazadoras", y añade "Aquí impera el silencio y la quietud donde nadie podría quedarse mucho tiempo sin perecer".

fotografia

En la actualidad, las Autoridades del Parque Nacional de Ordesa han puesto una reja en la  entrada de la gruta helada por causa de que en verano los excursionistas causan actos vandálidcos en las formaciones de hielo y destrozan la belleza que encierra la cueva y para visitarla hay que ponerse en contacto para solicitar una visita autorizada.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: