fotografia

Un cuento infantil escrito por Theodors Seuss se convirtió en una película animada para televisión en 1966, "El Grinch: el cuento animado", cuenta la historia de un personaje que tenia el corazón dos veces más pequeño de lo normal y no soportaba la alegría de sus vecinos del pueblo de Whoville cuando celebraban la Navidad. Whoville es una pequeña localidad situada a los pies de las montañas donde vive Grinch solitario con su perro Max en una de las montañas en una cueva.

fotografia

Este cuento comienza la víspara de la Navidad cuando los habitantes de Whoville se encuentran adornando las casas haciendo los preparativos para el día siguiente y todo el mundo está contento. Solamente uno no lo está, es el antipático Grinch que escucha en compañía de su perro desde la cueva las risas y alegría de la gente del pueblo. Fastidiado por estar aguantando muchos años como celebran la Navidad los del pueblo se pone a pensar como puede evitarlo y se le ocurre vestirse de Papa Noel y bajar a robar todos los regalos y adornos dejando las casas sin nada creyendo que esto hará que no puedan celebrar la Navidad.

fotografia

Se confecciona un gorro y un abrigo de Papa Noel y disfraza a su perro Max pegando a su cabeza unos cuernos de reno y cargando en su trineo varios sacos grandes y tirado por el perro Max convertido en reno, se desliza desde su montaña hacia el pueblo para robar aprovechando la oscuridad de la noche todo lo que pueda. En la primera casa que entra a robar se despierta la pequeña Cindy que le pregunta porque se está llevando el árbol de Navidad y Grinch la convence diciendo que una bombilla se encuentra estropeada y lo lleva arreglar. Cuando la niña se duerme nuevamente lo roba todo, los regalos, la leña de la chimenea y todos los adornos de Navidad y seguidamente roba en todas las demás casas sin dejar nada para celebrar.

fotografia

Ya de madrugada se situa en la montaña más alta con el fin de despeñar el trineo con todo lo robado pero de repente le llegan los cantos del pueblo que ya se ha despertado y que entonan alegres canciones navideñas y no los lamentos que Grinch esperaba, demostrando de este modo que para celebrar el espíritu de la Navidad no hacen falta ni adornos ni regalos. Y de repente Grinch se da cuenta del verdadero significado de la Navidad y su corazón se hace más grande. Devuelve todo lo robado y se une a la fiesta al que invitan a trinchar un gran asado.

¿Te has preguntado alguna vez si eres un Grinch? Este nombre se aplica al típico descontento o descontenta que se enoja por algo en estas fiestas y que suele estar contra lo establecido por la sociedad.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: