El Greco: pintor renacentista

Domenico Teothocopulos popularmente conocido en España como el Greco, nació en el año 1541 en Creta. Podemos decir sin duda que fue el pintor más llamativo del Renacimiento español.

EL GRECO comenzó sus andanzas como pintor en Creta y allí aplicaría su influencia bizantina. Viajó de muy joven a Italia y aprendió las técnicas renacentistas del Cinquecento.

Llegó a España porque quería participar en las obras de El Escorial y formar parte del grupo de pintores del rey Felipe II. Finalmente se instaló en Toledo y fue allí donde empezó a recibir sus primeros encargos. Pintó para el Escorial “El Martirio de San Mauricio”, obra que le cerró las puertas del círculo de pintores del Rey, puesto que la pintura no le complació en exceso a Felipe II.

Pero este fracaso no fue un impedimento para que el Greco siguiera con su pasión por la pintura. Asentado definitivamente en la ciudad de TOLEDO, empezó a recibir encargos de pinturas religiosas para iglesias y retratos.

Sus retratos son oscuros y tienen un aire místico y triste. Los más famosos son “El caballero de la mano en el pecho” y “El médico”.

Sin menospreciar su trabajo como retratista, hay que reconocer que el Greco destacó realmente por sus obras devocionarias para las iglesias. Al no ser retratos y no estar obligado a que exista un gran parecido físico, el artista dejaba correr su pincel sobre el lienzo para crear autenticas obras de arte. Su obra era original, utilizaba los colores de una manera extraordinaria y los CUERPOS ALARGADOS ponían el sello a sus pinturas.

Se dice, aunque es un simple rumor, que El Greco tenía un problema en la vista que le hacia pintar los cuerpos alargados, pero la teoría mas extendida es que era un simple truco para dotar a las figuras de un sentido espiritual, puesto que era capaz de pintar con una técnica admirable. Su primera gran obra fue “El entierro del Conde de Orgaz”.

A partir de entonces todo fueron grandes creaciones originales cómo “La adoración de los pastores” o “Paisaje de Toledo”. El Greco murió en la ciudad dónde creció como pintor, Toledo, en 1614.

El entierro del Conde de Orgaz

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: