grecia antigua

grecia antigua

GRECIA ANTIGUA: LA FAMILIA, BASE DE LA SOCIEDAD

   En la Grecia Antigua la familia era la unidad básica de la sociedad, lo mismo que ahora, aunque lógicamente con los cambios que supone la evolución de la vida familiar durante 3.000 años, tanto en Grecia como en el resto de Europa y del mundo. En la Antigua Grecia, las personas vivían agrupadas en familias formadas por padre, madre, hijos, y a veces también abuelos, tíos y primos. En la época más antigua era más frecuente encontrar varias generaciones de la misma familia habitando en la misma casa, mientras que en los últimos tiempos de lo que conocemos como Grecia Antigua o Clásica, era más frecuente que las parejas tuviesen su propia casa tras contraer matrimonio. En la Antigua Grecia, la familia era un valor cultural de suma importancia, al que llamaban oikos. Esta palabra no sólo incluía a las personas de la familia que vivían en la misma casa, sino también la casa en sí y sus bienes.

grecia antigua

   Había una notable diferencia entre la educación de los niños y la de las niñas en la Antigua Grecia. Los niños estaban a cargo de sus madres hasta los 7 años y a esa edad eran escolarizados. En las escuelas, la enseñanza primaria comenzaba por enseñarles a leer y escribir para a continuación impartirles otras disciplinas como aritmética, música y gimnasia. Esta última incluía deportes, algo que en la Antigua Grecia tuvo mucha importancia. La enseñanza superior en la Grecia Cláisca constaba de astronomía, filosofía, física, geometría, medicina y retórica. Según las circunstancias, algunos niños se escolarizaban en casa con profesores particulares, pero lo habitual era que fuesen a la escuela. Allí los alumnos se sentaban en taburetes o en el suelo, en torno al maestro, y escribían con un punzón en tablillas barnizadas. Los varones además tenían obligación de hacer dos años de servicio militar en torno a los 18 años. Algunos seguían después una carrera militar.

grecia antigua

   Las niñas por el contrario no iban a la escuela, ni tampoco recibían enseñanzas de profesores particulares. Pero sus madres y abuelas les transmitían sus propios conocimientos, como lectura, escritura, cálculo y música. También les enseñaban a realizar tareas dirigidas al cuidado de la familia y del hogar, como cocinar, bordar o tejer. Las mujeres de la Grecia Clásica pasaban una buena parte de su vida en el gineceo, que era la parte de la vivienda reservada a las mujeres de la familia. La parte de la casa con habitaciones reservadas a los hombres se llamaba andrón. Las mujeres de la clase alta realizaban cierta vida social, pero las demás apenas salían de su casa si no era para asistir a actos religiosos, celebraciones oficiales o procesiones.

grecia antigua

   Los hombres de la Antigua Grecia solían casarse en torno a los 30 años. Las mujeres se casaban más jóvenes, entre los 14 y los 16, excepto en Esparta que solía ser en torno a los 20 años. Al ser casi niñas, y al ser costumbre que las mujeres estuviesen bastante recluidas en sus casas, no solían ser ellas quienes elegían a sus esposos, esa tarea la ejercía el padre, o en su caso el abuelo, un tío o un hermano mayor. A veces las chicas no conocían al hombre con quien se casarían hasta el día de su boda. La boda no tenía parte religiosa, se celebraba una gran fiesta con música, comida y regalos, y los padres de la novia entregaban una dote al novio. Después los recién casados se iban a vivir a la casa de él, con sus padres y los demás hermanos varones, así como las hermanas solteras o viudas que pudiera tener.

gracia antigua

   El divorcio era algo relativamente frecuente en la Grecia clásica. Cuando esto sucedía, el marido tenía que devolver a la mujer la dote para que ésta tuviese un medio de vida. Los niños se quedaban a cargo del padre, aprendiendo a manejar los cultivos o el negocio familiar, que más tarde heredarían.

   Durante la época antigua, y como en otras civiliaciones anteriores y posteriores, en Grecia muchas familias tenían también esclavos viviendo con ellos. Los esclavos varones se ocupaban de la seguridad de la familia y de las enseñanzas a los niños varones, mientras que las esclavas se ocupaban de gran parte de las tareas domésticas, especialmente limpiar la casa e ir a buscar agua fresca a diario. Las mujeres más pobres no tenían esclavas y debían ocuparse de todas las tareas domésticas, del cuidado de los niños, y a menudo dedicaban también tiempo a trabajar en el campo y vender sus productos.

grecia antigua

   Las casas de la Antigua Grecia se construían de adobe sobre cimientos de piedra, y solían tener un patio central. De esta manera los niños podían jugar con seguridad al aire libre y aprovechar el buen clima de Grecia. La comida se preparaba al aire libre cuando el tiempo lo permitía, y cuando no, se utilizaban las cocinas, habitaciones con braseros y un agujero en el techo para que escapase el humo. En la antigua Grecia la gente cuidaba mucho su higiene corporal, por lo que las casas tenían cuartos de aseo con bañeras. Los muebles que había en las casas de la Grecia Clásica eran fundamentalmente taburetes, sillas, mesas, sofás (que actuaban también de camas) y cómodas. Las familias más ricas tenían mayor variedad de muebles, pero más como decoración que por su utilidad.  

grecia antigua

Bebés y adopciones en la Antigua Grecia

   En la Antigua Grecia, y concretamente en Atenas y su zona de influencia, estaba permitido abandonar a los bebés de los que no podían o no querían hacerse cargo los padres. Estos niños eran recogidos por otras familias, que los adoptaban como hijos. En Atenas era raro encontrar algún matrimonio sin hijos. Cuando no podían tenerlos, recogían alguno de los que habían sido abandonados. En Esparta en cambio se procedía según una costumbre cruel: los bebés que nacían enfermos o débiles no tenían opción a ser abandonados y después adoptados, sino que eran arrojados sin contemplaciones por el barranco del monte Taigeto, por decisión del consejo de ancianos.

grecia antigua

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: