Los grandes beneficios de leer a diario

Si quieres saber el por qué vale la pena que inviertas algunos minutos (al menos entre 25-35) de tu tiempo al día leyendo y posteriormente lo conviertas en un hábito, entonces este artículo es de tu interés. Leer trae consigo grandes beneficios que todos deberíamos disfrutar, entre ellos estimula nuestra imaginación, ayuda a nuestro cerebro a trabajar eficientemente en el corto, mediano y largo plazo, ayuda a desarrollar sensibilidad y empatía con otras personas y te brinda temas de conversación.

Primero que nada, hay que decir que leer sobre un tema que te interesa es un gran placer de vida. Es muy simple: con excepción de los profesores del colegio o tu jefe, nadie te puede obligar a leer sobre algo que no te interesa. Busca algo que te guste, algo de lo que siempre quisiste saber más o simplemente algo que haya captado tu atención. Recuerda que la lectura puede ser divertida, conmovedora y emocionante. Procura siempre escoger algo que sea capaz de crearte emociones positivas, intensas, algo que sea apasionarte para ti.

Otro beneficio que hay que considerar es que la lectura ayuda a crear mayor empatía, si por ejemplo lees una novela podrás vivir (o al menos tener una idea muy cercana de) los sentimientos, emociones y experiencias de vida de los personajes. Esto lo podemos aplicar a la vida real para comprender mejor a las demás personas o para conocer mejor cómo funcionan las relaciones humanas. Además puede ayudarte a crear nuevas relaciones: un excelente tema de conversación para empezar una amistad o un noviazgo puede ser un libro que tanto tú como la otra persona hayan leído.

Y claro, no olvidemos las habilidades mentales que leer produce: en el corto plazo es capaz de reducir el estrés (leer ayuda a “desconectarnos” de los problemas actuales); en el mediano plazo leer mejora la ortografía (sin necesidad de pasar horas enteras memorizando manuales de reglas ortográficas o diccionarios), el vocabulario; por extensión nos prepara para escribir mejor, optimiza la memoria y también nos ayuda a desarrollar nuestro propio criterio sobre un tema. Por su parte, a largo plazo leer previene el desgaste del cerebro, el Alzheimer y te puede volver experto en un tema eventualmente.

Finalmente, es necesario aclarar que lo mejor para volverte un lector frecuente es empezar poco a poco, no hay porque obsesionarse con terminar un libro en un período de tiempo corto. Lo mejor es deleitarse: empezando por escoger un libro que trate de un tema de nuestro interés, que sea capaz de estimular nuestra imaginación para que así gradualmente la lectura se nos convierta en un hábito y podamos disfrutar de todos los beneficios que conlleva.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: