Según una de las definiciones de la RAE: Capacidad existente en todo sujeto activo de derecho para reconocer y aceptar las consecuencias de un hecho realizado libremente.

En Wikipedia conseguimos: proviene del latín responsum, que es una forma latina del verbo responder. respon(responder)sabilidad(habilidad). Existen varios significados de la palabra RESPONSABILIDAD en español: Como la imputabilidad o posibilidad de ser considerado sujeto de una deuda u obligación

Particularmente me gustaría que analicemos la palabra y sus diferentes significados, porque en líneas generales, y lo poco que he observado en el transcurso de mi vida pasamos por alto su significado y muy pocos asumen la RESPONSABILIDAD de sus actos, opiniones, pensamiento y actitudes.

Estamos acostumbrados a "echarle la culpa al otro" y de buscar siempre un culpable a todo lo que sucede a nuestro alrededor, cuando en realidad debemos buscar es la solución del problema. Nos es más fácil y consideramos más provechoso perder tiempo, esfuerzo, energías y hasta mucho dinero buscando culpables a nuestros problemas en lugar de obtener soluciones; es momento de ser objetivos, sentarnos a pensar en las soluciones y trabajar sin perder tiempo en ellas.

Recuerdo haber leído algo llamado el principio 90/10 (Stephen Covey) y menciona algo bien interesante, el 10% de lo que sucede a nuestro alrededor escapa de nuestra capacidad de control, mientras que el 90% restante depende exclusivamente de nosotros. En ese 90% que depende de nosotros es donde entra en juego la responsabilidad.

Existen mil y una situaciones que comprenden ese pequeño 10%, retraso de un vuelo, desperfecto de un carro, retraso en la vía por accidente, lluvia torrencial que nos limita la posibilidad de viajar en moto, y muchas otras cosas… sin embargo, nuestra reacción a tales circunstancias depende 90% de nosotros; y, como todo en la vida es una toma de decisiones bien sea por acción u omisión, recae en nosotros la responsabilidad de lo que suceda a continuación.

Por ejemplo, vamos a una junta importante de trabajo y quedamos atrapados en un tráfico que nos retrasa, la reacción común es molestarnos y de allí en adelante solemos decir que “el tráfico dañó mi día”. Si vamos un poco más allá, nosotros mismos nos dañamos el día, si bien es cierto que el llegar tarde a la junta genera consecuencias, nuestro estado de ánimo depende única y exclusivamente de nosotros, por tanto, inconscientemente en esa situación decidimos enojarnos y perder la buena onda que teníamos.

Puedes estar en un ambiente de trabajo que no te agrade del todo, pero no es motivo para llegar a casa y tratar mal a tu pareja y familia al final de la jornada. La responsabilidad tiene que ver con la habilidad de ofrecer respuestas, tomar decisiones y ser capaces de asumir las consecuencias.

Recuerdo de chico una oportunidad en la que estaba molesto y le di un golpe a la puerta de mi cuarto y la rompí, mi madre me dijo muy calmadamente: si sigues golpeando las cosas terminaras por romper todo y créeme que la puerta y lo que dañes con tu reacción las vas a mandar a arreglar con el dinero de tu mesada. Inmediatamente me quedé tranquilo. El punto es, que probablemente mi madre pudo haber reaccionado más autoritaria y haberme dado un “tate quieto” y mandar ella a reparar la puerta, pero decidió no alterarse y a su vez darme una lección importante.

Creo que, si todos cosechamos cada día nuestra responsabilidad, cambiarían mucho las cosas en nuestro alrededor. No es sencillo practicarlo, sin embargo el tomar conciencia de ello es un gran paso y ojalá todos antes de emitir juicios, opiniones o actuar en cierto modo lo pensemos dos veces y revisemos si estamos siendo responsables o si luego asumiremos la responsabilidad de nuestros actos.

Nos leeremos pronto en otros posts…

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: