Es una realidad que todos observamos en nuestra casa y fuera de ella, la existencia de seres humanos gorditos,flaquitos y también os que tienen el feliz calificativo de "macetas" por tener una contextura física proporcionada a su estatura y edad. Hay los gorditos que nunca llegarán a bajar de peso porque sus antepasados también lo fueron o porque sus hábitos alimenticios, sus costumbres alimenticias y capacidad de asimilación así lo han definido y salvo situaciones en contra su peso muy pero muy notorio se mantendrá. Por el contrario hay quienes serán flaquitos toda la vida, tomando en cuenta la serie de factores anotados que en su caso no permiten que suban de peso o por menos lleguen a la categoría de macetas. Caballero nomás, como decimos por Perú, aceptar nuestra situación y arreglarnos de alguna o varias maneras para atender los problemas que tanto para los gorditos como para los flaquitos se presentan día a día. Agrego una curiosidad experimentada este día que de repente nos haráa sonreir o de repente tomar alguna iniciativa. Viajando en un bus, un señor muy bien vestido lee un Diario que se denomina para estos fines "Periquito", recibe una llamada por su tercer oído, su celular, y responde al interesado: -Envíame un "periquito" para atender tu inquietud. Por lógica deducirán el nombre del diario que leía el ocasional pasajero. Agrego otra experiencia que de repente impulsa un emprendimiento o un oficio. En el trayecto del mismo bus por una muy bien transitada y arreglada avenida limeña, un personaje conduce por la berma central de la pista de dos carriles un conjunto de cinco perros de diferente raza. Se me ocurre que se le puede denominar Cuidador de mascotas o paseante de mascotas, algo que muchas veces un despreocupado dueño de mascotas nada tranquilas y sí muy ofensivas, pasea de día o de noche sin importarle la salud ajena.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: