Un golpe de suerte.

Es común que cuando alguien tiene ÉXITO en la vida, sea en la esfera que sea, el resto del Mundo lo vea como un golpe de suerte, sin tener en cuenta el sinfín de sacrificios previos para lograr dicha meta. Todo propósito, para lograrse, lleva un cúmulo de trabajo y privaciones y una gran dosis de fuerza de voluntad para seguir adelante. Es de ignorantes creer que, a aquellos que han triunfado, los logros le han caído del cielo. Pero hay a quienes las cosas se le facilitan más que a otros, o como se dice en mi tierra hay quien nace con una estrella en la frente y otros con un guisaso o abrojo allá donde te daban palmaditas de pequeño si no te comportabas correctamente.

Tengo una amiga que se ha tomado muy en serio eso del pensamiento positivo y de verdad que la vida le ha sonreído desde entonces. Ella dice que no se puede ni pensar en las desgracias y mucho menos decirlas porque así se atraen. No sé si es verdad o casualidad que le haya ido bien con el cambio, pero lo cierto es que con esa actitud positiva ante la vida hasta los problemas se asumen de otra manera y la solución se facilita.

De seguro usted conoce testimonios de personas que con un diagnóstico de cáncer se han echado a morir y después de saber su padecimiento se agravan y fallecen en poco tiempo. Otros con una actitud de lucha y deseos de vivir llegan a curar del todo de forma milagrosa, incluso en personas que supuestamente tenían una enfermedad terminal. Y es que hasta la inmunidad mejora cuando se piensa positivo. Dígase tocado por la suerte o por la Providencia, quien ve las cosas de una manera optimista tiene mejores posibilidades de éxito.

Aun cuando usted sea de los que los obstáculos se le ponen delante sistemáticamente, le recomiendo cambiar de actitud. De todas formas ¿qué gana maldiciendo su suerte y revolviendo su dolor? Nada. Solo alarga el sufrimiento, se recondena y a veces prolonga la desgracia solo en su pensamiento. Si es de los que tiene complejo de Juana la lista (O Elsa la lista en su original de los hermanos Grimm) deje de pensar constantemente en lo malo que está por venir, el 80 porciento de esas probables desgracias solo está en su mente y nunca llegan a ocurrir, y uno sufre y se desgasta de antemano por algo que casi nunca sucede y de suceder ya sufriste el doble. Como decía mi abuelita no te mueras en las vísperas y atrae tu golpe de suerte.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: