mi escritorio

El girasol o mirasol, de nombre científico Helianthus annuus, es beneficiosa por sus propiedades medicinales, principalmente las expectorantes y diuréticas, pero no solo es así ya que además, el girasol en aplicación externa presenta propiedades antisépticas y antirreumáticas.

La calidad de sus ácidos grasos ayudan a reducir el riesgo de sufrir problemas circulatorios, los infartos y diferentes tipos de problemas cardiovasculares.

su alto contenido en Potasio y Magnesio hacen indispensables en las dietas de todos los deportistas o para todo aquel que quiera mejorar su rendimiento y reducir las lesiones.

Tiene altos niveles de fósforo y magnesio, y es recomendable para un buen funcionamiento cerebral.

Las semillas de girasol son ricas en vitamina E y se da el caso que la vitamina E interviene en los procesos de fertilidad.

El girasol por su contenido en calcio es recomendable sobre todo para aquellas personas que no pueden o no quieren tomar lácteos, de ahí que es ideal también pues para deportistas, niños, embarazadas y personas con descalcificación u osteoporosis.

Como es natural, por su alto contenido en vitamina E, las semillas de girasol son recomendables para nutrir la piel ya que es un antioxidante.

Recordar que el aceite, y en este caso hablamos de la de girasol, es un alimento esencial para nuestra dieta, ya que nos aporta infinidad de ácidos grasos esenciales para el organismo que nos ayudan a mejorar la salud.

mi escritorio

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: