fotografía

El orangután es su pariente más cercano pero en realidad se parecen muy poco. Los fósiles encontrados reflejan que fue el primate más grande que existió hasta el Pleistoceno inferior a superior en países como India, Vietnan y China. Habitaba en zonas boscosas por lo que se supone que era herbívoros y su dieta era parecida a la de los orangutanes. Por las marcas en algunos colmillos encontrados se cree que consumían grandes cantidades de bambú.

fotografía

Determinar la causa de su extinción es imposible pero se sospecha que se enfrentaron a cambios de clima ya que durante su existencia se produjo la última graciación y muchos bosques se destruyeron. Algunos huesos de este gran simio se han podido recuperar al ser usados en la medicina china, concretamente en Hong Kong en 1935 se recuperó un molar de esta especie gigante. No obstante, al considerar estos restos muy valiosos para los chinos que llamaban "huesos de dragón", no se ha podido saber el lugar exacto donde los encontraron

fotografía

fotografía

Se calcula que tenían una altura de unos 3 metros en posición erguida y que dado su tamaño vivían en el suelo como los gorilas. También se especula que pudieron haber dado lugar a la leyenda del Yeti ya que pudieron habitar algunos ejemplares antes de extinguirse en zonas del Himalaya. De cualquier modo y pese a los huesos de gran tamaño que se han encontrado las dudas y misterio de su existencia persisten... ¿En realidad existió el Gigantopithecus?.

fotografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: