Parásito de la enfermedad

La giardia o giardiasis es una enfermedad diarreica ocasionada por Giardia intestinalis (conocido también como Giardia lamblia), es un parásito microscópico unicelular que vive en el intestino de las personas, específicamente en la parte anterior (duodeno) del intestino delgado. La forma de trasmisión es a través de las heces de una persona o animal infectado. Lo cual puede ser posible porque este parásito está protegido por una cobertura exterior que le permite sobrevivir fuera del cuerpo y en el medio ambiente por largos períodos.

Durante las dos últimas décadas, la giardia se ha reconocido como una de las causas más comunes de la enfermedad transmitida por el agua, tanto de beber como recreativa, utilizada por los humanos; aunque también existen otras formas de contaminación, tales como: comer frutas y verduras no lavadas de forma adecuada o que fueron cultivadas usando fertilizante contaminado, así como tener contacto con personas que no se lavan bien las manos o entrar en contacto con cubiertos utilizados por personas infectadas. Es necesario aclarar que, en este caso, el cloro es inútil, pues no inactiva el parásito.

La giardia se encuentra en todas las regiones del mundo. Es por eso que, además de tomar medidas preventivas para evitar ser contagiados, siempre es útil tener a mano algunas recetas caseras para combatirlo.

Ciclo de trasmisión del parásito

Presten atención pues les detallaré una de ellas, basadas en la medicina verde, que además son muy simples de elaborar y súper efectivas para erradicar este molesto padecimiento.

Este tratamiento ha sido concebido para eliminar la giardia y también para los huevos. Para lo cual, lo más efectivo y recomendable es el cocimiento a base de agrimonia, ajenjo, yerbabuena y verbena. En el caso de los huevos se recomienda el orégano.

INGREDIENTES DEL COCIMIENTO PARA ELIMINAR LA GIARDIA.

a) Ajenjo

b) 5 retoños de hierba buena

c) 9 hojas de verbena.

d) 5 retoños de agrimonia.

e) 7 tazas pequeñas de agua.

Los ingredientes anteriores deben ponerse a hervir durante 4 minutos.

La forma de tomarlo es una taza pequeña cada 6 horas.

En el caso de los huevos es más simple aún, se exprimen las hojas de orégano y cuelan con un paño fino o algún instrumento adecuado. Se llena un recipiente y se pone a enfriar.

La dosis recomendada es una taza pequeña diaria durante 8 días.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: