Gente tóxica

En ocasiones tenemos que tratar con personas dañinas. Lo más prudente es mantenerse alejado de ellas. 

Hay personas que se dedican a complicar la vida de los que tienen a su alrededor, esta forma de comportamiento impide que nos podamos relacionar de una manera sana. 

Características de la gente tóxica

Con demasiada frecuencia nos tenemos que relacionar con personas a las que se las puede considerar conflictivas. Nos las podemos encontrar en cualquier lugar, en la familia, en el círculo de amigos, en el vecindario, compañeros de trabajo. Ningún sector de la sociedad escapa a la presencia de estas personas, ya que también están presentes en el mundo de la política, en el deporte o en la cultura. 

La gente tóxica se caracterizan porque son personas manipuladoras, controladoras, envidiosas, autoritarias y chismosas. 

También es posible que en más de una ocasión alguno de nosotros seamos una persona tóxica para los demás, aunque puede que actuemos de un modo inconsciente y que nuestra auténtica intención no sea la de dañar al otro.

Cómo evitar relacionarse con gente tóxica

Para intentar mantener a salvo nuestra privacidad y autonomía debemos intentar no caer en la toxicidad de estas personas, incluso en la medida de lo posible evitar comportarnos del mismo modo que ellas. Ya que si no lo evitamos a tiempo podemos terminar también envenenados.

Hay tanta gente que trata de complicarnos la vida, invadiendo nuestra privacidad, echándonos la culpa de todo, controlando nuestros movimientos, que no resulta fácil convivir con ellos. Y más si tenemos en cuenta que hay que ser tolerantes. Pero es fundamental aprender a mantenerse alejado de la gente tóxica para lograr mantener una mente sana y libre de mensajes envenenados. 

Son personas que no quieren cambiar y que disfrutan con el mal ajeno,  por lo que si cada uno de nosotros intentamos entender que comportamientos son los que no debemos tener con los demás evitaremos ser tóxicos con los que nos rodean. No es fácil lograrlo pero ya se sabe no fracasa el que intenta las cosas, sino el que no tiene ni siquiera intenciones de hacerlo. 

 

 

 

 

 

Gente tóxica

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: