fotogarfia

Seis años de persecución han hecho que esta mujer denuncie por medio de un libro la falta de protección de los militares cuando sufren algún tipo de vejación por parte de alguno de los mandos superiores. Saida Cantera con la ayuda de Irene Lozano relata como ha sido su vida profesional y personal desde que ingresó en el Ejercito en 1997. Un año más tarde, y tras su regreso de una misión de la ONU en el Líbano se incorporó en su puesto en el Ejercito de Tierra ignorando que estaba a punto de comenzar su calvario.    

 

fotogarfia

Tras sufrir un duro acoso por parte de un superior no dudó en presentar denuncia haciendo acopio de valor pues ya sabía a lo que se enfrentaba . Ganó el juicio y el superior fue condenado por acoso y abuso de poder pero el problema no acabó para Zaida y las cosas dentro del Ejército para ella fueron a peor. Los amigos del Teniente Coronel acosador le quisieron demostrar que en el Ejército no se debe denunciar a un superior.  

 

 

fotogarfia

En este libro relata como fue perseguida profesionalmente poniéndole las cosas muy difíciles en todo momento para darle un escarmiento por haber denunciado a un superior. Debido a este trato, Zaida se encuentra de baja médica desde 2014 por causa de la dura presión y ya está barajando la idea de renunciar a su puesto en el Ejército.   

 

fotogarfia

Mientras, el Teniente Coronel ha conseguido el tercer grado y la libertad condicional sin haber cumplido las tres cuartas partes de la condena y lo que es peor, ha sido ascendido de grado. Queda patente en este libro que en el Ejército aunque se tenga la razón, siempre se acaba perdiendo. El periodista Jordi Évole ha contado y hecho público este relato en uno de sus programas por el cual recibió duras presiones para que el programa no fuera emitido, esperemos que este inquieto periodista no tenga problemas por realizar su eficaz trabajo.   

 

fotogarfia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: