Para esos días en los que se quiere comer un postre delicioso y sencillo de elaborar se presenta esta receta de una deliciosa Gelatina de DURAZNO, que es muy práctica, económica y fácil.

Nota: Se puede elegir otras frutas

Ingredientes

  • 1 lata de duraznos
  • 3 sobres de gelatina sin sabor
  • 1 lata de leche evaporada
  • 1 taza de leche en polvo
  • 1/2 lata de leche condensada
  • 1/2 litro de leche

 

Preparación

 

Abrir la lata, separar un durazno y el resto colocarlos en la licuadora junto con la leche evaporada, la condensada, en polvo y la regular y licuar.

En una olla a parte poner a hervir la cantidad de agua que quepa en un vaso e ir agregando uno por uno los sobres de gelatina sin sabor cuando el agua comience a hervir, ir meciendo hasta que se disuelva bien y luego vaciar el contenido sobre la mezcla que está en la licuadora y volver a licuar.

Colocar la mezcla en recipientes plásticos o de vidrio, refrigerar tres horas mínimo y adornar con el durazno que se dejó separado.

Si se desea, se puede preparar a parte algo de crema chantilly para hacer una decoración más sofisticada. La mezcla de estos dos sabores se complementa muy bien al momento de la degustación del postre.

Servir cuando se haya cuajado.

 

Anotaciones

 

Muy conveniente para reuniones informales, donde se requiera hacer un postre rico que no necesite gran cantidad de ingredientes y donde la preparación sea lo más sencilla posible, sin necesidad de un horno y sólo con utilizar la licuadora.

Puede ser acompañado de barquillos y su energía calórica es mediana, debido al azúcar de la leche condensada. El tiempo aproximado de preparación es de veinte minutos y no necesita una custodia minusiosa.

Si se dobla la cantidad de los ingredientes se puede obtener más de 15 porciones variando de medianas a grandes.

Buen provecho

 

Rinde

de 4 a 6 porciones

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: