Las Geishas, sus leyendas

Las Geishas surgieron en Japón el siglo XVII, aunque fue a partir del siglo XVIII cuando su oficio comenzó a adquirir cierta popularidad

Al principio eran hombres vestidos de mujeres, que actuaban como bufones; aunque poco tiempo después fueron las mujeres las que se encargaron de hacer ese papel.

Las Geishas

La principal labor que desarrolla la Geisha, está unida a los zashikis, las citas con los clientes de la alta sociedad japonesa. Durante esas citas, la Geisha actúa como dama de compañía y se dedica a entretener a los clientes mediantes bailes o tocando algún instrumento, también suelen dedicarse a recitar versos. 

Todas las citas comienzan del mismo modo, haciendo la ceremonia del té, para la que son duramente entrenadas. 

El camino para convertirse en una Geisha, es largo y complicado. Empiezan su formación desde niña. En la primera etapa, esa formación se centra en las costumbres de las geishas y la disciplina. A lo largo de la misma realizan trabajos domésticos y aprenden diferentes artes. 

En la segunda etapa ya se las introduce en la vida social, acuden a sus primeras fiestas y eventos. En la tercera y última etapa será una geisha experta la que se encargue de finalizar la formación de las aprendices. 

El mito de la prostitución y las Geishas

En el siglo XVIII, su profesión se relacionó con la prostitución de alto nivel, pero en realidad no son prostitutas. Incluso circula la leyenda que cuenta que la primera mujer que consiguió ser geisha, dejó de ejercer la prostitución para cambiar de profesión. 

También se ha hablado mucho sobre la virginidad de las geishas ya que se llegó a afirmar que estas vendían su vírginidad, lo que para ella supone dejar de ser aprendiz o maiko,  para convertirse en una auténtica geisha. 

Es normal que una geisha escoja a un solo cliente para convertirse en su amante habitual. 

La actualidad de las Geishas

Siguen consevando el halo de misticismo que siempre tuvieron. Pero lo cierto es, que actualmente ya quedan pocas se cree que en todo Japón pueden quedar unas mil geishas. 


 

Las Geishas, sus leyendas

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: