fotografia

La singular construcción coronada con una cruz abrió sus puertas por primera vez en una ceremonia que presidió el alcalde de Barcelona y que reunió a más de 200 personas que por fin pudieron ver el interior de esta obras del genial arquitecto catalán. Gaudí la construyó con una extraña mezcla entre gótico y modernista y nunca se había podido contemplar por dentro ya que siempre ha sido una propiedad privada pero ahora sus actuales dueños, la familia Guillera, han cedido a las presiones de personalidades interesadas en que esta obra del arquitecto más admirado pueda ser contemplada en su totalidad.

fotografia

La Torre Bellesguard ("bella vista" en catalán) terminó de contruíse en 1909 y está ubicada en el comienzo de la sierra de Collcerola (Barcelona). Sorprende su apariencia de castillo y esto se debe a que Gaudí la construyó sobre unas antiguas ruinas de un castillo de larga historia. El rey de Aragón Martín I el Humanomandó construir el castillo en este lugar como residencia de verano y en él celebró su casamiento con Margarita de Pradas. Al morir el rey, el castillo fue abandonado y se fue deteriorando siendo refugio de indigentes y también del famoso bandolero catalán Serrallonga.

fotografia

El encargo que recibió Gaudí  de los nuevos dueños del antiguo castillo,  fue el de aprovechar todas las ruinas posibles por eso la casa tiene una apariencia de castillo. Para su construcción empleó una técnica que consistía en colocar pequeños piedras sobre moldes y los cubría con yeso y al extraerlos quedaba la cara mirando al exterior. Esta misma técnica la empleó en el Parque Güell y en el Palacio Güell. Se cuenta que el antiguo castillo jugó un papel muy importante en la defensa de Barcelona cuando el ejercito de borbónico con 20.000 hombres pretendió entrar en Barcelona.

fotografia

fotografia

fotografia

fotografia

Los soldados de Felipe V enviaron una misiva a la Generalitat de Cataluña en nombre del rey " si hoy día 29 la ciudad no abre sus puertas, la amnistía ofrecida por el rey quedará sin validez y los ciudadanos serán considerados rebeldes y la ciudad sitiada". La respuesta a la carta fue una bandera negra con la inscripción, "Viviremos libres o moriremos". El propietario en aquellos tiempos del castillo que hoy es la Torre Bellesguard, era consciente de que estaba en un sitio estratégico y no se equivocaba. Las tropas tomaron el castillo y los soldados y caballos acamparon por sus tierras sirviéndose del agua y de las instalaciones como si fueran los dueños.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: