Los gatitos juguetones

El modo en que juegan los gatos está cambiando. Al contrario que los perros, los gatos no son JUGUETONES de adultos. Hasta ahora, los gatos atravesaban un periódo de juegos temprano y después se centraban en el serio asunto de captura de presas. Hoy, como resultado de diferentes experiencias en la infancia y de la cría selectiva, la mayoría de los gatos mantienen un interés por el juego durante toda su vida. Este interés se ha desarrollado a partir de la convivencia con los humanos.

Los gatitos empiezan a jugar a partir de la tercera semana de vida, sus sentidos se terminan de desarollar a las 12 semanas.A las 4 semanas se pelean agarrándose con las patas delanteras y golpeándose con fuerza con las patas traseras. A a las 6 semanas brincan con una destreza increíble.

El juego de los gatitos es violento por naturaleza, tanto que algunos propietarios se preocupan por la gravedad de estas actividades. Los GATOS juegan de dos modos diferentes: con otros gatos y con objetos. El juego social incluye los combates, abrazos, lametones o simplemente esperar panza arriba a ver que ocurre. El juego social aumenta durante la sexta semana de vida, cuando la madre es menos tolerante y comienza a reducir el tiempo con las crías. Algunas madres se molestan con el juego de sus gatitos. Otros gatos adultos rara vez muestran enfadados cuando los gatitos juegan con ellos.

El JUEGO social continua hasta las 14 semanas de vida. A las 18 semanas de vida, el juego social entre hermanos y hermanas se ha reducido en un 10 %. El juego entre machos y hembras es incluso más raro, y las relaciones sociales se empiezan a desintegrar de forma natural, un estadio necesario para que la camada se disperse.

El juego con objetos también comienza a las 3 semanas de edad. Algunas actividades lúdicas como brincos y saltos se parecen a las utilizadas en el juego social . Otras acciones como golpear, dar zarpazos, empujar, coger y sacudir, se usan sólo con objetos. Parece que esta clase de actividades lúdicas forman parte del aprendizaje del gato como cazador. Sin embargo, ni la cantidad y la calidad del juego con objetos tienen relación con la habilidad en el futuro para la caza. Parece ser que la caza la aprenden de la madre.

Las personas que tenemos un gato debemos recordar que el juego es esencial para el desarrollo natural del gato porque estimula la destreza física y la flexibilidad mental, mejora la coordinación, enseña a resolver problemas, muestra cómo llevar a cabo secuencias de sucesos y se puede convertir en una actividad de por vida.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: