fotografia

El centro histórico de Córdoba (Andalucía), alberga en la judería cordobesa la colección privada de objetos que van desde el siglo XIII hasta la mitad del XIX y que son un testimonio de largos años de dominio del tribunal de la Inquisición promulgado por la Iglesia Católica. En esta galería-museo se pueden observar los objetos con los cuales se aplicaban castigos a los que cometían infracciones por causas religiosas especialmente y que hoy día no tendrían explicación.

fotografia

Son seis salas en las cuales se pretende dar testimonio de los excesos cometidos con aparatos inhumanos de tortura a los que se sometió a personas que no podían demostrar su inocencia. En el recorrido por las distintas salas los visitantes van recibiendo información de como eran los procesos judiciales, como eran los procedimientos de tortura para que los detenidos confesaran, como se cantaba el veredicto y como las sentencias se ejecutaban. 

Esta Galería de la inquisición de Córdoba lo que pretende es explicar con la mayor precisión como funcionaban los Tribunales de la Santa Inquisición de un tiempo que ha quedado como una de las etapas más crueles de nuestra historia.

fotografia

Durante siete siglos se cometieron excesos en toda Europa con artilugios diseñados especialmente para producir dolor y también muerte en muchas ocasiones. Muchos de los detenidos eran víctimas de habladurías  o por tener otro credo religioso y eran sometidos a juicios injustos sin derecho a defenderse. Algunos de los aparatos de castigo que se pueden ver son el "aplasta cabezas", "el potro", "la silla de interrogatorios", "el suplicio del agua", "máscaras con pinchos", etc, todo ello hace imaginar el suplicio sufrido por gentes inocentes y a la vez valorar y reconocer el avance de la humanidad que con sus luchas y perseverancia ha conseguido las libertades que tenemos.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: