Galeano, las palabras como huellas de pájaro

Mucho antes de que la armada norteamericana le declarase la guerra a Saddan Hussein; por allá por las tierras del Tigris y del Éufrates, “cuando Irak era Sumeria”, se tejían nuestras PRIMERAS PALABRAS en arcilla que luego se cocía al fuego.

Tablillas de barro dibujadas como huellas de pájaro, así parecen nuestras primeras palabras.

Somos polvo y nada”, debió decir algunas de esas tablillas sumerias, destrozadas por el bombardeo de los aviones norteamericanos. Las huellas de una civilización fueron atropelladas por aquella civilización que debió resguardarlas. “Somos polvo y nada”.

Allí, precisamente allí, donde hoy están los despojos de Irak, nacieron las palabras escritas. Y por allá también surgió la designación de los días. Los sacerdotes sumerios bautizaron los astros, las constelaciones y los días: Luna, Marte, Mercurio, Júpiter, Venus, Saturno, Sol. Por tanto, nuestros actuales días son los mismos días sumerios.

Qué terribles escombros nos dejó la guerra, es crimen también bombardear la memoria; esas primeritas palabras escritas en arena cocida, como HUELLAS DE PÁJARO.

Galeano, las palabras como huellas de pájaro

Galeano, las palabras como huellas de pájaro

Galeano, las palabras como huellas de pájaro

Galeano, las palabras como huellas de pájaro

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: