Galeano y la fundación de la belleza

La belleza nació en las CAVERNAS, según Eduardo Galeano; bisontes, antílopes, alces, águilas, caballos…, todos eternizados en las paredes y los techos.


Las estalactitas y las estalagmitas son el resultado de la “transpiración de la roca”. Las estalactitas caen como lluvias de piedra, las estalagmitas se alzan como piedras guerreras. Unas van buscando a las otras; tardan un millón de años en encontrarse.

LA BELLEZA nació en las cavernas, el amor incluso, la sensualidad también; una antecesora nuestra solía dejarse copular todos los días por el mismo cazador de antílopes.

Ella se agarraba con fiereza de hembra a las estalagmitas hasta que el deleite alcanzaba el cenit; después dejaba un beso suave sobre el torso del cazador que se iba adentrando en el sueño. Ella se ponía de pie, y con el rocío corriéndole por las piernas, se iba a dibujar en las paredes de la caverna: bisontes, antílopes, alces, águilas, caballos...

Galeano y la fundación de la belleza

Galeano y la fundación de la belleza

Galeano y la fundación de la belleza

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: