Salvador Dalí fue un pintor impresionista nacido a principios del S. XX en Girona, Cataluña (España).

Quien le conocía resaltaba de él su egocentrismo y extravagancia. Fue famoso por ser un provocador y fomentar la polémica en torno al personaje que había creado sobre sí mismo.

La realidad es que Dalí pintaba de una manera exquisita y combinaba los colores y las formas en sus cuadros maravillosamente.

Pero hubo una persona que inspiró verdaderamente al artista a lo largo de toda su vida: su esposa GALA.

Antes de conocerla Salvador Dalí solo se había inspirado en una mujer para dibujar, su hermana Ana María (retratada de espaldas en el cuadro “Muchacha en la ventana”).

Gala fue la responsable directa o indirectamente de la mayoría de los cuadros del autor, incluso este llego a declarar públicamente que solo había tenido relaciones sexuales con una mujer en toda su vida, y esa mujer era Gala.

Ella era su musa, la pintó desnuda, vestida, imitando a vírgenes… según DALÍ, su esposa poseía la anatomía de su mujer soñada.

Gala estaba casada cuando conoció al pintor, pero lo dejó todo y se casó con él en 1934, más adelante se casarían por la iglesia.

Con el paso del tiempo su relación iba cambiando, en ocasiones permanecían juntos y en otras separados. Dalí le regaló a Gala un castillo en el cual él solo podía entrar con el consentimiento de ella. Las malas lenguas decían que el pintor se estaba rodeando de jóvenes modelos y transexuales.

Gala murió en 1982 y como era de esperar Dalí cayó en una tremenda depresión tras la pérdida. Murió en 1989 retirado en su casa con el peso de la enfermedad de Parkinson sobre su cabeza.

Estos son algunos cuadros de Dalí donde aparece su esposa y MUSA Gala:

“El Angelus de Gala”, pintado en 1935 y expuesto en el “Museo de Arte Moderno” de Nueva York.

“Galarina”, óleo/madera pintado en 1945.

“Leda atómica”, óleo sobre tela pintado en 1949.

Angelus de Gala

Leda Atómica

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: