Furminator

 Furminator, y adios al pelo!

Supongo que si tienes algún animal peludo en casa, entenderás a la perfección por qué su pelo se ha convertido en uno de mis mayores enemigos. Al menos hasta que..., Furminator ha aparecido en mi vida.

Da igual cuántas veces pasara el cepillo, el aspirador, la fregona..., ellos siempre volvían una y otra vez, día tras día. Y no hablemos de los días siguientes al baño, o de ese par de veces al año que "mudan" y cambian su pelo, y cae entonces en mayor cantidad y con más ganas! Es, sin duda, mi gran pesadilla.

No hay duda de que los cepillos tradicionales ayudan en esta tarea, y además producen un masaje que favorece la circulación del animal y el brillo de su pelo, PERO no es suficiente.

Mi último gran descubrimiento se llama FURMINATOR, y es, sin duda, el mejor y más efectivo cepillo para nuestros peludos. Hasta ahora, no he encontrado en el mercado ningún otro que supere a mi ya adorado Furminator.

Este cepillo tan maravilloso elimina los pelos sueltos del animal, y reduce la caída del pelo hasta en un 90%! Genial, no? Además, el masaje que produce debe ser estupendo, ya que mis perros lo adoran, y cuando termino, ellos siguen esperando a que continúe. Furminator cuida la capa interior de pelo de tu mascota, pero sin dañar la superior. Y usándolo de manera regular, además de reducir la caída del pelo en un 90%, aporta brillo y ayuda a que permanezca sano.

Yo lo uso una media de 3 veces a la semana, pero yo soy muy maniática..., así que probablemente exagero. Lo ideal, o mejor dicho, básico, es una vez por semana. Con sólo esa vez, vas a notar la diferencia..., mucho!

Además, Furminator no es genial sólo por eso, lo es también por su "técnica". Y es que, además de cepillar, atrapa el pelo que posteriormente caerá tras apretar un botoncito. Gracias a este sistema, el pelo no sale volando con cada cepillada, y además te libras de la dichosa energía estática, que es un incordio!

Furminator es apropiado para perros y gatos, aunque también para todo tipo de peludos. Existen varios tamaños, y modelos diferentes dependiendo de la largura del pelo, puesto que no es lo mismo el cepillado de un bulldog francés, que es mi caso, al de un Samoyedo. Su pelo no tiene nada que ver, pero hay un Furminator distinto para cada uno!

Quizá es su precio la única desventaja. Puede alcanzar hasta los 50 Euros en el caso del modelo dedicado a perros grandes con pelo largo. Pero..., de verdad, merece la pena, lo prometo!

Existen en el mercado otras imitaciones más baratas que, aunque no dudo que ayuden, no son lo mismo ni lo serán. Además, la mayoría no cuentan con el mismo sistema, ni con ese famoso botoncito que para mí es uno de los puntos fuertes, por eso de olvidarte por fin de los "pelos voladores".

Adjunto a este post un vídeo en el que podrás ver qué bien funciona este maravilloso cepillo. Si lo pruebas, no volverás a los tradicionales nunca más, y te darás cuenta de que no merece la pena ahorrar en una imitación, ya que a la larga te saldrá más cara.

Buenas tardes, y buena suerte con Furminator!

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: