Hay preparaciones que, al cocinarse en el microondas, lo dejan impregnados de olores fuertes. Además de ventilarlo periódicamente dejando la puerta entreabierta y de limpiar su interior con bicarbonato de sodio disuelto en agua caliente, si es necesario puede realizarse una desodorización más profunda. Para esto, verter 250 cm3 de agua tibia en una jarra apta para microondas. Agregar unas ramitas de tomillo, 2 gajos de limón o 2 cditas de especias varias.

Calentar en máximo hasta que el agua entre en ebullición.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: