Reseña

 

En esta ocasión Jay Baruchel (El aprendiz de Brujo) se ve envuelto en un romance con la chica más sexy y linda que jamás haya imaginado. ¿El problema?... Él cree que es demasiada mujer, que está fuera de su liga.

 

Una cinta basada en un guion e idea original que involucran la inseguridad emocional de un chico común y corriente, con la forma de lidiar en las relaciones sentimentales con las mujeres, algo que se vuelve aún más caótico cuando conoce a la chica de sus sueños, y de los de cualquier hombre, la bella Alice.

 

Una comedia romántica bien definida, con una fluidez que no aburre más que por pequeños lapsos, las actuaciones son en su mayoría sólidas y entretenidas. A Jay Baruchel lo conocemos ya por interpretar papeles de este tipo, siendo el ‘chico bueno pero ingenuo’ ‘porte de debilucho pero buen corazón’ y ese rollo. Así mismo es un auténtico taco de ojo el que nos damos con la bella Alice Eve (Star Trek into darkness), quien interpreta a una fascinante chica extrovertida, capaz de robar el corazón a quien sea, pero al mismo tiempo hacernos considerar que es alguien fuera de nuestra liga.

La idea principal y trama se generan cuando Kirk (Baruchel) un típico joven y de unos ‘veintitantos’ con problemas de seguridad, en un día de trabajo normal como guardia de seguridad de un aeropuerto conoce a la bella Molly (Eve) en uno de los controles de seguridad. Ella accidentalmente olvida su teléfono móvil y Kirk amablemente se ofrece para regresárselo.

Molly es una chica inteligente, sofisticada y abrumadoramente atractiva, por lo que el mismo Kirk ve negativas sus posibilidades de conquistar un trofeo como ese, por lo que se refugia en un acto de amabilidad y solo cree pertinente regresarle su móvil. Sin embargo, Molly en muestra de su agradecimiento ofrece a Kirk entradas para un partido de hockey para ir juntos, él acepta sin pensarlo 2 veces, y sin darse cuenta que sería el inicio de una serie de citas y una relación más que de amistad.

Enrollados ya en una situación de pareja, y conociendo a familiares y amigos, Kirk comienza a dudar de si está a ‘la altura’ de su chica. ‘es demasiado perfecta’ ‘lo arruinaré’ ‘ella es un 10 y yo un 6’ con comparaciones que el inseguro chico se hace a diario, poniendo en una situación incómoda a su misma persona y a la bella Molly.

Todo se vuelve cuestión de una autonomía, lucha contra-uno-mismo, la típica lista de pros y contras así como la aceptación de que ‘yo’ merezco lo mejor si puedo ir por ello. Son ideales a los que termina por enfrentarse Kirk y encontrar un estabilidad emocional para comenzar a disfrutar de la felicidad de ser alguien y estar con Molly.

 

 

Póster oficial de la película Ella está fuera de mi liga

 

Sin duda una película fresca y sin ambiciones en sus actuaciones, guion sustentable, buenos soundtracks y humor blanco; bien llevada en términos generales, aunque por momentos se vuelva lenta y sosa, termina ser lo que uno espera. Sí, predecible, pero de una buena forma, con una gran lección sobre el autoestima y una lección sobre como la seguridad en uno mismo se vuelve el arma más sexy y seductora de una persona.

 

 

Género: comedia-romance

Reparto: Jay Baruchel, Alice Eve, T.J. Miller, Krysten Ritter y Nate Torrence

Calificación: 6.8/10

Crítica: Recomendable

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: