ELLAS

Ellas, las de dorados vientres

donde la existencia, germina.

Ellas son, pedestal de los vivientes

junto el misterio, que insemina.

 

Ellas, las que llamamos madres

las que tienen fértil su interior

Ellas, son musas adorables

y ánforas, rebosadas de amor.

 

Ellas, son todas, fértil tierra

de la cual, brota el viviente.

Ellas son, la reluciente estrella

y faro, de guía permanente

 

Ellas son, dulzura únicamente

son al igual, molde divino

Ellas son, razón de lo existente

y consuelo, del adulto y niño.

 

Ellas, las que algunos criticamos

las que brindan, verdadero amor

Ellas, las que siempre abandonamos

son, las que nos paren con dolor.

 

Ellas, las que sinceras lloran

son madres, madres verdaderas

Ellas, que sin mentir, nos adoran

son madres y únicas consejeras.

 

Ellas, las que todo sacrifican

en pro, de todo recién nacido

Ellas, las que siempre se critican

tienen de amor, su seno henchido

 

Ellas, las madres, madres son

bien sean, solteras o casadas

Ellas son, elegidas por Dios

y a su gracia, son preñadas.

 

Ellas todas son santas mujeres

cada una, por su hombre fecundada.

Ellas viven, idénticos placeres

bien este, soltera o casada.

 

Ellas son, madres enteras

aunque casadas, no sean

Ellas son, bondadosas y sinceras

y la existencia, igual nos legan.

 

Ellas, igual todas madres son

como hijo, para mí lo intuyo.

Ellas son, inspirada creación

y como madres, un orgullo.

 

Ellas son, madres adorables

y por ende, consejeras y guía

Ellas son, en nada reprobables

ama la tuya, y respeta la mía

 

Ellas, son quienes nos dieron vida

sin ellas, el mundo no fuera.

Ellas son, grandeza resumida

benditas ¡Oh! Dios sean ellas.

 

Ellas, y entre ellas, la madre mía

que bondadosas, y sensibles son

Ellas todas, en venerable día

parieron, sin ninguna distinción.

 

Por eso, de ellas, a vosotros pido

nunca difamemos, y aleluya

Yo amo a mi madre, soy su hijo

y vosotros igual, amen la suya.

 

FUENTE MATERNA


La fuente, de ternura que tenía

por la tierra, ha sido absorbida

Ella fue, la adorable madre mía

la cual se encuentra, fenecida

 

La humedad, de ella he perdido

con ella mi sed, yo mitigaba

Pero su frescura, la llevó el estío

al lugar, donde está sepultada.

 

De la fuente, queda solo el lecho

su caudal, ha sido consumido

y seco, de orfandad mi pecho

 

Pues de ése caudal, que ayer bebía

del cual mi ser, estuvo henchido

solo hay recuerdos, en la mente mía.

 

TIERNA ALMA


Hay tristeza, en una tierna alma

a causa del dolor, que la calcina.

Ella en su sollozo, busca calma

porque un mal, a su hijo asesina

 

Ella, una noble y sencilla mujer

donde anida, dulzura solamente

Cuitada anda, sin saber que hacer

acompañada del llanto, únicamente.

 

Esa alma, cuyo dolor la mustia

es frágil, frágil, como cristal

En ella anida, tanta angustia

que conmueve a todos su llorar

 

Sumida, en su dolor profundo

con sus ojos, anegados en llanto

Mira a su hijo, casi moribundo

y se entristece pues le ama tanto.

 

Marchito, su interior se halla

con su rostro, cristalino y triste

Su continuo llorar, nadie lo calla

y como madre, abnegada insiste.

 

Ella busca, en su mirada aliento

y junto a su lecho, taciturna

Le ofrece, su maternal sustento

en medio, del delirio de locura.

 

Cruentado, de dolor su corazón

inclina, sobre el hijo su cabeza

Y en sollozos, ella ruega a Dios

por su hijo, llena de tristeza

 

Lo mira, con maternal cariño

y con su alma, henchida de dolor.

Rememora, cuando era un niño

y silenciosa, eleva una oración.

 

De cansancio, sobre él dormida

ella llora, sobre su enfermo cuerpo

Y su alma, de madre entristecida

lo arrulla, con su canto tierno

 

Dormida, de cansancio y dolor

dándole, con su cuerpo abrigo.

Mira su cuerpo, falto de calor

y en sueño dice, no te vayas hijo.

 

RECORDANDO A MAMA


Muchos años, han pasado

desde que su hijo, yo soy

Y jamás, se me ha olvidado

el día, de la madre es hoy.

 

Por eso, aunque te hayas ido

en mi mente, sigues anclada

Y jamás madre te daré olvido

¡oh! mi madrecita adorada.

 

Esta fecha, a mí es sagrada

y vivo, el recuerdo arcano

aunque estés, madre alejada

 

Tu imagen siempre percibo

y sé que jamás, será vano

lo que a ti, madre yo escribo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: