? Un canadiense de 42 años de edad, técnico en electrónica, recientemente se sintió atraído por un anuncio de lotería que decía: “Gane instantáneamente un millón de dólares en oro” y “Represéntese a sí mismo como millonario.” Vendió su casa e invirtió todo el dinero (50.000 dólares canadienses) en billetes de lotería. Durante seis meses cotejó los números, pero todo lo que ganó fue 1.500 dólares y dos comprobantes de viaje que vencieron el día en que los fue a recoger. El premio grande se le escapó. Con los dedos sobre los paquetes de billetes de lotería inservibles que cubrían la mesa de la cocina y otras superficies de trabajo, dijo a un reportero: “Este papel verde es el elemento criminal de nuestra sociedad. . . . Créamelo, estos billetes parecen dinero, pero no son más que basura.” Dijo que nunca más volvería a jugarse otro dólar en un billete de lotería. “Después de esto,” añadió, “ni siquiera confiaría en un ciego.”

loretia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: