Aparte de un juego en el que algunos gastan muchas horas de su vida... Ahí va un poco de mitología escandinava. Pero con mucho cariño.

EL OCASO DE LOS DIOSES

El término Ragnarök, también llamado “ocaso de los dioses” o “destino de los dioses”, se refiere a la gran batalla final entre dioses que culminará con el fin del mundo en la mitología nórdica. Los dioses tienen perfecto conocimiento de que esto ocurrirá, y están ligados a un destino irrevocable, como una especie de Apocalipsis en el que la raza humana se extinguirá. En la mitología nórdica, a diferencia de otras culturas, los dioses son una raza finita: pueden morir, pero así su alma sería infinita.

Esta batalla enfrenta a dos bandos: los Ases o Æsir de la mano de Odín y los Jotuns, liderados por Loki, que fue enviado a la tierra por los dioses, y allí corrompió el espíritu de los hombres. Esta batalla es motivada por el encierro de tres criaturas: Jörmundgander, Fenrir y Hela (o Hel), engendrados por Loki y Angrboda, la muerte de Baldr en venganza por lo anterior y el confinamiento de Loki.

 

LOS INVIERNOS Y LA OSCURIDAD

Antes del Ragnarök se sucederán tres inviernos perpetuos, sin verano, lo que causará los disturbios, y después, tras ser devorados Sol y Máni por los hijos de Fenrir, la tierra quedará en completa oscuridad. Habrá un movimiento de tierras que liberará a Loki de su cautiverio y a sus monstruosos hijos Fenrir, un lobo, y Jörmundgander, una serpiente. Ellos comenzarán a causar terribles desastres en el mundo. Cantarán tres gallos para anunciar el combate: Uno llamará a los gigantes, otro a los dioses y el último a los muertos.

Los Jotun y Loki se dirigen a Vigrid en horribles embarcaciones: los primeros en Naflgar, fabricada con uñas de hombres muertos, y Loki en una embarcación con los horrorosos habitantes de Hel. Se encontrarán allí con el resto de seres. Mientras tanto, los gigantes de fuego habrán rasgado el cielo. Dejando atrás la destrucción, se dirigirán hacia el puente Bifrost, que se romperá, y Garm, el perro del infierno, escapará y se unirá a los gigantes de fuego. Heimdall, que ve acercarse a su enemigo, toca su cuerno Gjallarhorn para dar la voz de alarma y avisar al ejército de Odín. El árbol Yggdrasil temblará cuando el dragón Nidhug corte la raíz, y junto a él temblarán la tierra y el cielo, y el ejército de los Æsir y los Einherjer se dirigirán a Vigrid para comenzar la batalla.

Odín morirá a manos de Fenrir, pero posteriormente sería vengado por su hijo Vidar, que quebraría la garganta del lobo. Thor se enfrentará a Jörmundgander, dándole muerte pero resultando envenenado del combate, con lo que moriría poco después. Tyr matará a Garm pero también moriría pronto. Freyr sucumbiría ante Surt, y Heimdall se enfrentará a Loki, muriendo ambos. Surt quemará la tierra, provocando la muerte y la destrucción de todo cuanto en ella había, incluso los cielos. Finalmente, la tierra se hundirá en el agua.

 

LA REPOBLACIÓN DEL NUEVO MUNDO

Una nueva tierra surgirá de entre las aguas y los dioses que han sobrevivido (los hijos de Odín, Vidar y Vali, los de Thor, Modi y Magni, y Baldr y Hod que volverán a la vida) habitarán sobre ella. Encontrarán las piezas del ajedrez de oro de los dioses y discutirán sobre el nuevo mundo. La hija idéntica de Sól, engendrada antes de la batalla, cumplirá con las funciones de su madre, y el orden del mundo se reestablecerá y la maldad y la miseria no existirán. Dos humanos que se salvaron, Lif y Liftharshirm serán los encargados de repoblar el mundo, y sus descendientes vivirán en Midgard.

 

Glosario

Ases o Æsir: El conjunto de los dioses principales que estaban emparentados con Odín.

Baldr: El dios de la luz, el bien, la justicia, la belleza y la verdad

Bifrost: El Arco-iris

Einherjer: Espíritus de guerreros que habían muerto en batalla.

Fenrir: Es uno de los hijos de Loki, que tiene forma de lobo. A su vez engendra a las criaturas que devorarían a Sol y a Mani.

Heimdall: Es el dios guardián en la mitología nórdica. Es hijo de Odín y de nueve gigantas que lo nutrieron con sangre de jabalí.

Hel: Hija de Loki, la diosa de la muerte

Jörmungandr: Serpiente venenosa engendrada por Loki. Vive en los mares y provoca la furia del agua. Consigue derrotar a Thor con su veneno tras morir.

Jotun: Gigantes descriptos como la oposición a los dioses, a pesar que frecuentemente se mezclaban o incluso se casaban con ellos

Loki: Es el enemigo de todos los dioses. Representa la encarnación del mal, que siempre va sembrando el mal y causa discordias y conflictos allá donde vaya.

Mani: La diosa luna.

Midgard: Fue reino rodeado de agua que crearon los dioses para los humanos.

Odín: Es el dios principal de la mitología nórdica. Dios de la sabiduría, la guerra y la muerte. Pero también es considerado, aunque en menor medida, el dios de la magia, la poesía, la profecía, la victoria y la caza.

Surt: Es el líder de los gigantes de fuego en el sur, el soberano de Muspelheim, el reino de fuego

Vigrid: Es la planicie donde se desarrollará la lucha en el Ragnarök

Yggdrasil: Es un fresno perenne: el árbol de la vida, o fresno del universo. Sus raíces y ramas mantienen unidos los diferentes mundos. De su raíz emana la fuente que llena el pozo del conocimiento.

Aparte de un juego en el que algunos gastan muchas horas de su vida... Ahí va un poco de mitología escandinava. Pero con mucho cariño.

 

OCASO DE LOS DIOSES

El término Ragnarök, también llamado ocaso de los dioses o destino de los dioses, se refiere a la gran batalla final entre dioses que culminará con el fin del mundo en la mitología nórdica. Los dioses tienen perfecto conocimiento de que esto ocurrirá, y están ligados a un destino irrevocable, como una especie de Apocalipsis en el que la raza humana se extinguirá. En la mitología nórdica, a diferencia de otras culturas, los dioses son una raza finita: pueden morir, pero así su alma sería infinita.

Esta batalla enfrenta a dos bandos: los Ases o Æsir de la mano de Odín y los Jotuns, liderados por Loki, que fue enviado a la tierra por los dioses, y allí corrompió el espíritu de los hombres. Esta batalla es motivada por el encierro de tres criaturas: Jörmundgander, Fenrir y Hela (o Hel), engendrados por Loki y Angrboda, la muerte de Baldr en venganza por lo anterior y el confinamiento de Loki.

 

LOS INVIERNOS Y LA OSCURIDAD

Antes del Ragnarök se sucederán tres inviernos perpetuos, sin verano, lo que causará los disturbios, y después, tras ser devorados Sol y Máni por los hijos de Fenrir, la tierra quedará en completa oscuridad. Habrá un movimiento de tierras que liberará a Loki de su cautiverio y a sus monstruosos hijos Fenrir, un lobo, y Jörmundgander, una serpiente. Ellos comenzarán a causar terribles desastres en el mundo. Cantarán tres gallos para anunciar el combate: Uno llamará a los gigantes, otro a los dioses y el último a los muertos.

Los Jotun y Loki se dirigen a Vigrid en horribles embarcaciones: los primeros en Naflgar, fabricada con uñas de hombres muertos, y Loki en una embarcación con los horrorosos habitantes de Hel. Se encontrarán allí con el resto de seres. Mientras tanto, los gigantes de fuego habrán rasgado el cielo. Dejando atrás la destrucción, se dirigirán hacia el puente Bifrost, que se romperá, y Garm, el perro del infierno, escapará y se unirá a los gigantes de fuego. Heimdall, que ve acercarse a su enemigo, toca su cuerno Gjallarhorn para dar la voz de alarma y avisar al ejército de Odín. El árbol Yggdrasil temblará cuando el dragón Nidhug corte la raíz, y junto a él temblarán la tierra y el cielo, y el ejército de los Æsir y los Einherjer se dirigirán a Vigrid para comenzar la batalla.

Odín morirá a manos de Fenrir, pero posteriormente sería vengado por su hijo Vidar, que quebraría la garganta del lobo. Thor se enfrentará a Jörmundgander, dándole muerte pero resultando envenenado del combate, con lo que moriría poco después. Tyr matará a Garm pero también moriría pronto. Freyr sucumbiría ante Surt, y Heimdall se enfrentará a Loki, muriendo ambos. Surt quemará la tierra, provocando la muerte y la destrucción de todo cuanto en ella había, incluso los cielos. Finalmente, la tierra se hundirá en el agua.

Una nueva tierra surgirá de entre las aguas y los dioses que han sobrevivido (los hijos de Odín, Vidar y Vali, los de Thor, Modi y Magni, y Baldr y Hod que volverán a la vida) habitarán sobre ella. Encontrarán las piezas del ajedrez de oro de los dioses y discutirán sobre el nuevo mundo. La hija idéntica de Sól, engendrada antes de la batalla, cumplirá con las funciones de su madre, y el orden del mundo se reestablecerá y la maldad y la miseria no existirán. Dos humanos que se salvaron, Lif y Liftharshirm serán los encargados de repoblar el mundo, y sus descendientes vivirán en Midgard.

 

Glosario

Ases o Æsir: El conjunto de los dioses principales que estaban emparentados con Odín.

Baldr: El dios de la luz, el bien, la justicia, la belleza y la verdad

Bifrost: El Arco-iris

Einherjer: Espíritus de guerreros que habían muerto en batalla.

Fenrir: Es uno de los hijos de Loki, que tiene forma de lobo. A su vez engendra a las criaturas que devorarían a Sol y a Mani.

Heimdall: Es el dios guardián en la mitología nórdica. Es hijo de Odín y de nueve gigantas que lo nutrieron con sangre de jabalí.

Hel: Hija de Loki, la diosa de la muerte

Jörmungandr: Serpiente venenosa engendrada por Loki. Vive en los mares y provoca la furia del agua. Consigue derrotar a Thor con su veneno tras morir.

Jotun: Gigantes descriptos como la oposición a los dioses, a pesar que frecuentemente se mezclaban o incluso se casaban con ellos

Loki: Es el enemigo de todos los dioses. Representa la encarnación del mal, que siempre va sembrando el mal y causa discordias y conflictos allá donde vaya.

Mani: La diosa luna.

Midgard: Fue reino rodeado de agua que crearon los dioses para los humanos.

Odín: Es el dios principal de la mitología nórdica. Dios de la sabiduría, la guerra y la muerte. Pero también es considerado, aunque en menor medida, el dios de la magia, la poesía, la profecía, la victoria y la caza.

Surt: Es el líder de los gigantes de fuego en el sur, el soberano de Muspelheim, el reino de fuego

Vigrid: Es la planicie donde se desarrollará la lucha en el Ragnarök

Yggdrasil: Es un fresno perenne: el árbol de la vida, o fresno del universo. Sus raíces y ramas mantienen unidos los diferentes mundos. De su raíz emana la fuente que llena el pozo del conocimiento.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: