Comenzando una serie de clases sobre FOTOGRAFÍA, hoy os hablaré de, el DIAFRAGMA y el OBTURADOR.

Empezaremos hablando del diafragma: El diafragma son una serie de laminas que posee el objetivo de nuestra cámara, y que nos permiten regular la cantidad de luz que entra en nuestra cámara y llega al sensor. Esto se consigue manejando desde la cámara el diafragma, para que las laminas dejen pasar más o menos luz según convenga. 

El diafragma se mide en números f/, que son los que miden la relación entre la luz que entra en la cámara y la que llega a nuestro sensor. Así pasar de un número f/2, a un f/4, quiere decir que hemos dejado que pase menos luz a nuestra cámara. Cada paso de un número f/ al siguiente superior es un punto menos de luz que dejamos pasar, y cada paso al número inferior es un punto más. Los números f/, se ordenan del siguiente modo: f/1, f/1,8, f/2, f/2,4, f4, f/5,6, f/8, f/11, f/16, f/22. Esos son los básicos luego habría alguno mas por encima de f/22, y entre medias de cada uno se dividirían en tercios.

Este elemento no solo nos ayuda a regular la luz que entra, sino que es uno de los elementos imprescindibles para controlar la profundidad de campo, de la que pronto hablaremos.

Numeros F/

Seguimos hablando del obturador. Es una cortinilla que determina a través de la cámara la cantidad de tiempo que la luz esta pasando a la cámara. El obturador que suelen montar todas las cámaras reflex es el de plano focal. La forma de funcionar de esta elemento es la siguiente: nosotros establecemos un velocidad de obturación, y al pulsar el botón de nuestra cámara para hacer la fotografía, el obturador permanece abierto el tiempo que nosotros hallamos estimado para una buena exposición. A continuación os dejo una tabla con las velocidades de obturación.

Velocidad

El poder de regular el tiempo que la luz entra a nuestra cámara, nos permite varias cosas. Si usamos una velocidad de obturación rápida como 1/800, podremos congelar un movimiento medianamente rápido. Si usamos una velocidad de 1/5000, podremos congelar un movimiento aún más rápido. Las velocidades lentas se usas para conseguir que una luz deje rastro o un movimiento. En deportes es muy frecuente usar la velocidad rápida para congelar a un jugador de fútbol por ejemplo.

Mediante estos dos elementos y la sensibilidad ISO, de la que hablamaremos, regulamos la correcta exposición en nuestra foto.

Un saludo.

Dani Pérez.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: