A veces no basta con reforzar la salud física con una alimentación abundante, variada y completada además, con toda clase de vitaminas para gozar de salud, si se tiene un espíritu enfermo o envejecido.En cambio, si el espíritu es fuerte, si anima a la persona un carácter firme, decidido, optimista y voluntarioso, es muy probable que el conjunto de la persona se vea favorecida, aunque su físico no sea tan poderoso.

Estamos rodeados por problemas diarios, miles de hostilidades, microbios, accidentes, depredaciones, etc. y creo que por ello, debemos cultivar la voluntad de vivir y ver lo positivo aún en los trances más difíciles.Querer vivir, querer ser siempre joven y optimista, querer gozar de buena salud, son imperativos que tenemos que imponer a nuestra conciencia, a nuestro espíritu. Y siempre me refiero a la juventud de la mente, porque todo lo demás viene añadido."El hombre tiene la edad de sus pensamientos" postula la filosofía yoga" y es seguro que, para llegar a viejo/a pronto, solamente debemos repetir que uno/a se siente viejo/a o que ya pasó la juventud. 

Deja atrás la tristeza y mira al mundo en toda su belleza, como si acabaras de nacer. Sé que hay momentos en que es imposible no estar triste cuando vemos las noticias, pero, debemos autodominarnos para que todo lo que sentimos, vemos, percibimos, oímos del mundo, no sea ingerido por nuestro interior y asimilado por nuestro espíritu.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: