Formas de ahorrar y cuidar el ambiente y la salud

En estos tiempos de Crisis Energética, ahorrar energía es ser solidario y responsable, además es el camino más eficaz para reducir las emisiones contaminantes de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, y por tanto detener el calentamiento global del planeta y el cambio climático.

Ahorrar energía y utilizarla más eficientemente implica un cambio de hábitos y actitudes que favorecen la economía familiar y protegen el entorno natural sin sacrificar o reducir nuestra comodidad y bienestar.

Algunos cambios de hábitos que resultan en un mayor cuidado de la energía y del medio ambiente son:

Reduce tu consumo de energía eléctrica:

formas de ahorrar y cuidar el ambiente y la salud

Los electrodomésticos, aunque estén apagados, son los principales consumidores de energía en el hogar, pues a menos que se desconecten siguen "chupando" electricidad, por lo que también se les conoce como "vampiros eléctricos".

Una buena manera de ahorrar en tu recibo de luz es conectar los aparatos eléctricos sólo cuando los vayas a usar.

Limita el consumo de agua embotellada:

 botellas_4_agua_celeste_gi.jpg

Además de consumir millones de barriles de petróleo para producir las botellas de plástico, el agua embotellada es muy cara.

En lugar de tirar las botellas, compra un filtro de agua y un contenedor ligero y reciclable de metal. Esta es una de las formas de ahorrar y cuidar el ambiente y la salud.

Recarga tus pilas:

pilas_acero_plomas_echadas_gi.jpg 

Piensa en todas las pilas que compras al año para controles remotos, cámaras, videojuegos, etc. Además del impacto en tu bolsillo, el provocado al medio ambiente también es grande.

La energía que producen las pilas es de 600 veces más cara que la corriente eléctrica. Evita en lo posible el uso de pilas. Conecta los aparatos a la corriente eléctrica siempre que esto sea posible. Si es imprescindible usar pilas Utiliza las pilas recargables. Se puede utilizar un cargador solar para las mismas. Que aunque parece una mayor inversión, pueden utilizarse cientos de veces ahorrando así el costo de las mismas Por ello conviene tomar en cuenta lo siguiente:

  • Una batería recargable sustituye aproximadamente a 100 desechables.
  • Se recomienda la compra de aparatos tales como calculadoras, relojes y otros que funcionen con energía solar.

Por sus ingredientes químicos, las pilas y baterías convencionales son altamente contaminantes para el suelo y el agua. Nunca tire las pilas usadas a la basura, para eliminar pilas gastadas deposítelas en pequeños contenedores especiales que encontrará en algunos comercios.

Utiliza el agua de forma responsable:

cano_gotea_agua_gi.jpg 

¿Sabías que un caño que gotea cada segundo gasta 2,700 galones de agua al año? Si a esto sumamos un WC que pierde agua y aspersores dañados, el agua que dejamos correr en la ducha y más, podemos darnos una idea del impacto ambiental y del gasto innecesario que representa en nuestro presupuesto familiar.

Bombear agua hasta nuestros domicilios consume muchísima energía, por lo que ahorrar agua, algo que en sí mismo es ecológicamente necesario, es también un medio de ahorrar energía.

  • Cierra el caño mientras te cepillas los dientes, te afeitas y realizas tu aseo personal.
  • Elije duchas rápidas en vez de baños de inmersión. Reduce el tiempo que el caño de la ducha permanece abierto, como cuando te jabonas.
  • Repara los caños que goteen. Igualmente cuando el tanque del inodoro no cierre correctamente. además procura dar mantenimiento a las tuberías y verifica que las llaves de tu baño, cocina y ducha no presenten fugas
  • Si se ahorra agua también se ahorra energía: instalar un sistema de doble descarga en el inodoro es útil para ahorrar agua en cada descarga.

Cuida tu consumo de gas:

 gas_cocina_llama_hornilla_gi.jpg

Para optimizar el consumo de gas es necesario verificar que los aparatos donde se emplea este combustible se encuentran en buenas condiciones de funcionamiento. Una fuga, además de ser peligrosa, puede aumentar hasta un 40% el dinero que, literalmente, estás dejando escapar por no dar un mantenimiento adecuado a tus aparatos

Recicla los aparatos eléctricos:

pc_antigua_tirada_jardin_gi.jpg 

Antes de comprar una nueva pantalla plana, computadora o celular, piensa qué harás con el aparato viejo. Considera que lo que para ti puede ya no ser lo más moderno, para otros puede ser útil. Así que, en vez de tirar tus equipos electrónicos, recíclalos o regálalos.

Antes de cambiar tu equipo eléctrico prolonga su vida útil, según expertos, ésta es una manera de reducir el impacto ambiental y una de las Formas de ahorrar y cuidar el ambiente y la salud.

Recicla los residuos:

250px-glass_and_plastic_recycling_065_ubt.jpg

Es importante que conozcas la regla de las cinco erres: respetar, rechazar, reducir, reutilizar y RECICLAR. Lo explicamos aquí brevemente: respetar nuestros recursos naturales, en bien de nosotros y del ambiente; rechazar los productos que dañan o alteran el ambiente, como aerosoles, envolturas de plástico metalizadas, de plásticos no reciclables, y preferir los productos y envolturas biodegradables, como las de papel y cartón; reducir el consumo que sólo es estimulado por la publicidad y elegir productos "amables" con el ambiente; reutilizar las bolsas de plástico, los envases de vidrio y el papel aluminio (las hojas de papel las debemos usar de ambos lados); y reciclar

Reciclar:

  • Recicla por separado en diferentes bolsas de la siguiente manera:
    1. Papel, (cartón, periódicos, revistas, libros, etc.)
    2. Latas (botes de cerveza, gaseosas, de jugos, refrescos, etc.)
    3. Plástico (botellas y otros)
    4. Vidrio (botellas, objetos rotos, etc.)
    5. Basura orgánica (cáscaras de fruta, restos de comida, cascarones de huevo, etc.)
  • Todos ellos consumen mucha energía en su elaboración, que no se recupera en los peligrosos y contaminantes incineradores, basurales o rellenos sanitarios. Recíclalos entregando algunos de estos productos a las personas que los compran a domicilio o llevándolos a los depósitos de compraventa.
  • Evita los productos de usar y tirar y los excesivamente embalados. Evita el plástico. Por ejemplo, llévate cuando salgas de compras, una bolsa de tela o el carrito, para evitar utilizar tantas bolsas de plástico.
  • Comprar productos cuyos empaques o envases sean biodegradables. Bolsas de papel en vez de plástico. Bandejas de cartón y no de tecnopor o plástico duro. Botellas de vidrio en lugar de plástico.
  • Nunca tires productos tóxicos, pintura o aceite de cocinar al desagüe
  • No arrojes basura en los terrenos baldíos ni en los arroyos.
  • Planta árboles, especialmente alrededor de las casas. Planta pasto, plantas y flores. La vegetación ayuda a moderar las temperaturas y a reducir el consumo de energía, porque desvían vientos fríos, dan sombra en verano, reducen el impacto de los rayos solares, aportan más oxígeno y reducen el dióxido de carbono en la atmósfera.

Si todos respetamos estas reglas, podremos mejorar nuestro ambiente. Por ello, le damos enseguida algunos datos y sugerencias:

  • Reciclar 100 kilogramos de papel salva la vida de 7 árboles
  • Reciclar una tonelada de papel permite ahorrar 20,000 litros de agua
  • Reciclar aluminio (latas) representa un ahorro de 91% de la energía que se requiere para hacerlas nuevas, además de que evita una mayor contaminación de la atmósfera
  • Reciclar el vidrio permite ahorrar una tercera parte de la energía requerida para hacerlo nuevo.

Reciclar es una de las más efectivas formas de ahorrar y cuidar el ambiente y la salud. 

Utiliza bombillas o focos ahorradores, de bajo consumo:

foco20ahorrador.jpg

  • Aprovecha al máximo la luz natural, la luz del día, enciende las luces sólo cuando sean indispensables.
  • Apaga las luces al salir de las habitaciones. No dejes luces permanentemente encendidas.
  • Coloca lámparas de "bajo consumo" (denominadas lámparas fluorescentes compactas o ahorradoras) en lugar de las habituales bombitas incandescentes, al menos en los lugares donde más tiempo se utilizan (living, dormitorios, cuarto de baño, cocina...). Ganarás en calidad y cantidad de luz: duran 8-10 veces más. Aunque cuestan un poco más, pero consumen menos energía y duran más tiempo. A la larga ahorrarás dinero.
  • Continúa utilizando tubos fluorescentes donde los tengas, ya que consumen mucho menos que las bombitas tradicionales, pero ten en cuenta que consumen más energía en el momento de encenderlos. No los instales en habitaciones donde haya que encender y apagar la luz con frecuencia.
  • Utiliza pintura blanca o de colores claros y brillantes para techos, paredes y muebles. Reflejan y distribuyen mejor la luz.
  • Limpia periódicamente focos y lámparas; el polvo bloquea la luz.

Transporte:

en-bici-al-trabajo.jpg

La incidencia del transporte en el consumo de energía y la contaminación atmosférica es enorme. Esta incidencia podría reducirse en gran medida, con consecuencias altamente beneficiosas, no sólo para el medio ambiente, sino también para nuestra salud, si nos transportásemos de una manera más RACIONAL. En cada momento hay que evaluar cuál es el método de transporte más efectivo y más racional para nuestras necesidades. Calculemos el tiempo real empleado por cada medio de transporte, el costo económico que tiene cada uno, las comodidades o molestias que ofrece (pensemos en el stress de los embotellamientos, el tiempo empleado en la búsqueda de estacionamiento, el costo de estacionamiento, las multas...). Por eso recomendamos cuidar el medio ambiente.

  • Utilizar el transporte masivo en lugar del coche.
  • Recuerda que a muchos lugares puede ir en bicicleta o caminando.

Hagamos nuestro mejor esfuerzo por poner en práctica estas FORMAS DE AHORRAR Y CUIDAR EL AMBIENTE Y LA SALUD.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: