Un nuevo enfoque de MBA intenta evitar que se repitan historias de deportistas quienes acumularon grandes fortunas y que algunos años después la perdieron por completo.

 





La historia es conocida, deportistas que después de haber ganado millones de dólares durante su momento cúspide perdieron su fortuna, ya sea por un mal negocio o malgastarlo de forma indiscriminada.

Según un informe de la revista estadounidense "Sports Illustrated", 60% de los jugadores de la Asociación Nacional de Baloncesto de ese país (NBA), en su mayoría "bien pagados", se quedan sin dinero a los cinco años de finalizar su carrera deportiva.

Un claro ejemplo fue lo que sucedió con el basquetbolista Scottie Pippen, seis veces campeón de la NBA, dos veces campeón Olímpico, integrante del mítico "Dream Team" del 92 y considerado uno de los 50 mejores jugadores de la historia. Ganó cerca de 120 millones de dólares, sin embargo los problemas económicos lo han atormentado.

El cine también ha sido espejo de esta situación. Este es el caso de la película "Rocky Balboa" donde su protagonista, un boxeador ítaloamericano, encarnado por el actor Sylvester Stallone, logra ser campeón del mundo de los "pesos pesados", acumulando una fortuna que perdería debido a los malos negocios.

Pero también hay casos opuestos: deportistas que gracias a sus acertadas decisiones en los negocios y asesorados por personas que se manejan en el mundo empresarial han sabido incrementar sus fortunas.

Shaquille O"Neal, conocido basquetbolista de la NBA, supo mezclar su talento con el reconocimiento mediático para amasar su fortuna en estratégicos negocios. En la actualidad se desarrolla como administrador de negocios en la Universidad de Phoenix.

En México también existen ejemplos: recientemente fue conocido el caso del volante de Monterrey, Luís Ernesto Pérez, quien ha iniciado un proyecto enfocado a los niños. Se trata del "Centro de Cuidado y Crecimiento", una guardería con servicios de apoyo educativo y con la innovación que abre sus puertas las 24 horas del día.

Dentro de este contexto, la formación de posgrados se establece entonces como una buena salida laboral para deportistas de todas las ramas.

Entre el deporte y los negocios
Los deportistas de élite disfrutan de un éxito social y económico que han de saber gestionar adecuadamente en la finalización de su carrera deportiva. Quizás asistir a una escuela de negocios pueda ser el mejor impulso a su carrera.

Un deportista podría considerarse como un candidato perfecto para estudiar un MBA. Una de las principales ventajas es que las personas que han dedicado su vida al deporte tienen arraigadas algunas características como el liderazgo y el trabajo en equipo, aspectos esenciales para salir con éxito en el mundo de los negocios.

Cuando se combinan un gran nivel de la disciplina, trabajo y  una educación MBA se pueden alcanzar "excepcionales empleados y líderes de negocios", asegura Jennifer Mae Shores, directora de admisiones en el MBA de UCLA Anderson School of Management.

Tan cierto es, que muchas universidades han comenzado a utilizar la estrategia deportiva como una materia más dentro de sus contenidos.

Sin embargo, muy pocos deportistas cursan estos programas, sin saber que para muchos, la educación empresarial podría marcar la diferencia entre mantenerse como millonario o ir a la bancarrota.

Los primeros casos
Conscientes de este potencial, la liga de fútbol americano de Estado Unidos (NFL) está reforzando la educación de sus jugadores, enviándoles a diversos programas de educación superior.

La Universidad Camilo José Cela de España, en colaboración con el Comité Olímpico de ese país (COE), también ha puesto en marcha diferentes acciones formativas orientadas a los deportistas, para que no pierdan la oportunidad de formarse y ampliar sus posibilidades de desarrollo personal.

El proyecto intenta ofrecer la posibilidad de realizar una carrera universitaria "a la medida", que se adapte a sus horarios de entrenamiento, competiciones y viajes.

De forma autónoma, el COE desarrolla cursos de posgrado, donde dará facilidades para acoger a alumnos becarios en prácticas y cederá instalaciones para albergar conferencias y seminarios de este tipo, que incentiven a otros deportistas.

Por su parte, la Business Engineering School (BES) La Salle ofrece, desde el año 2004, el programa "Executive MBA in Sport Management", que ofrece formación empresarial en la gestión de las distintas entidades relacionadas con esta materia, especial para ex deportistas.

En la misma línea, la escuela de negocios de Europa "EAE Business School", reconoce en su sitio web la necesidad de una gestión económica en el deporte. "Nos hemos dado cuenta de que existe una deficiencia de profesionalidad en los clubes privados y en la gestión", dice Óscar Coduras, director del "MBA & Sports Management de EAE".

www.altonivel.com.mx

 


NOTAS RELACIONADAS
Cómo evaluar el retorno de la inversión de un MBA
Cómo ingresar con éxito a un MBA en EU
Claves para sobrevivir a un MBA
MBA de tiempo completo en Colombia

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: