Ford conducción autónoma

Hablar de conducción autónoma, al menos hoy por hoy, es hablar de vehículos plagados de sensores y de cámaras, que hacen que el vehículo se parezca muy poco a lo que es una coche o una furgoneta. Ahora parece que Ford ha conseguido un prototipo de vehículo con tecnología de conducción autónoma que ha dejado de parecer un carro de buhonero.

Ford apuesta por un vehículo con solo dos sensores

El vehículo recibe en nombre de Ford Fusion Hybrid Autonymous, y que además de que en su diseño se asemeja a cualquier coche que podamos ver en las carreteras, una nueva generación de sensores y de software permite que una mejora en profundidad y calidad de los datos con que se gobierna el vehículo de conducción autónoma en modo de conducción autónoma.

Este nuevo vehículo de Ford, por la mejora tecnológica, solo necesita dos sensores LIDAR, cuando el prototipo anterior necesitaba cuatro. Además de la reducción en el número de sensores, también se ha rediseñado los mismos, que ahora tiene las dimensiones de un puck de hockey.

Los sensores los provee Velodyne, una empresa que fue adquirida por Ford por 150 millones de dólares. Los cambios también son evidentes en el ordenador de abordo que es ahora más potente que permite que el tiempo necesario para procesar los datos que provienen de sensores y cámaras sea menor lo que hace la conducción autónoma más segura.

Los primeros Ford Fusion Hybrid en las carreteras en el 2020

El corazón cibernético del Ford Fusion Hybrid Autonymous es capaz de procesar un Terabyte de datos por hora. Esa información son datos de navegación, reconocimiento de objetos, inteligencia artificial y machine learning.

Desde Ford se vaticina que los primeros vehículos Ford Fusion Hybrid Autonymous que circulen por nuestras carreteras podrían en cadena de producción en 2019 y empezar a poblar las autopistas y autovías en el año 2020.

Inclusive en el 2021 podría salir al mercado una versión de conducción autónoma total, es decir, no se podría conducir convencionalmente debido a que no tendría ni volante ni caja de cambios ni pedales.

Ford está ultimando la producción de 90 prototipos para usarlos en pruebas de conducción real en las autopistas y autovías de Arizona, California y Michigan. Estos modelos estarán homologados a un nivel cuatro de SAE. El nivel 5 de ese estándar son los coches con solo conducción autónoma.

De este modo el fabricante Ford se pone en la línea de salida de un mercado que se augura que explotará en el 2020 y en el que son muchas las empresas que están interesadas, cada una de ellas con su apuesta personal: El Waymo de Google o el Lyft de General Motors por citar solo de los prototipos que existen actualmente.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: