Imageb de la floriografía

La floriografía es el término que se utiliza para denominar el mensaje que quieres hacer llegar con flores a la persona a quien se las regalas. Surgió en la Era Victoriana (siglo XIX) y se convirtió en una especie de código secreto para demostrar diversos sentimientos que, por timidez o audacia, no se atrevían a comunicar personalmente.

La floriografía era un conocimiento que no se aprendía en escuelas o clubes, se heredaba a través de generaciones y las floristas eran expertas en floriografía preparando cuidadosamente los ramos o centros florales para que el mensaje requerido llegase a su destinatario.

La floriografía no transmitía mensajes de amor, de rechazo, de amistad, de agradecimiento… Sustituía las palabras por el color y la especie de flor que componía el conjunto floral. Os detallo algunos ejemplos.

- El tulipán rojo transmitía «Te amo», la flor Nomeolvides «Verdadero amor», la flor del Cactus «Te amaré siempre», la Rosa roja brillante «Amor eterno», el Azahar morado «Sufro por tu amor» y la Margarita «¿Me amas?»

- El Clavel rojo significaba la emoción por un fascinante y nuevo amor; el Gladiolo blanco proponía una cita dulce y casta, pero el Gladiolo rojo aludía a una cita más atrevida.

- El Jacinto se regalaba para disculparse, el Tulipán amarillo para reconocer un amor sin esperanza y la Orquídea: para alabar la belleza de la receptora..

La floriografía actualmente no transmite mensajes tan precisos; sin embargo, pienso que recibir un ramo de flores de cualquier tipo, nos transmite una sensación muy agradable.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: