Cada región de cada país tiene diferentes alimentos dentro de sus culturas, ya que sin ellos no existirían los exquisitos platillos típicos de cada región. Pero ¿habías oído hablar de la florifagia? Sí...florifagia.

Seguramente si no has escuchado de esta práctica es porque estamos acostumbrados a comer diariamente los mismos productos o alimentos todos los días sin abrirte a otras variedades de platillos dentro de tu menú diario.

La florifagia es la costumbre de alimentarte con flores. Esto implica alimentarte con pocas pocas proteínas porque las flores tienen un bajo contenido proteínico pero tienen una característica muy importante y que es muy relevante para nuestra salud. Esta tiene que ver con los compuestos químicos que les dan color. No pretendo dar una clase de química ni nada por el estilo pero esto es muy importante si quieres adquirir cierta protección contra una enfermedad que se está volviendo en una terrible causa de sufrimiento a nivel mundial.

los compuestos químicos que le dan color a las flores se pueden dividir en dos grupos importantes:

-Primero: los caretonoides. Estos dan color a las flores que van de el amarillo al rojo.

-Segundo: las antocianinas. Dan color a las flores del rojo al morado.

Pero...¿Esta información que tiene que ver al momento de elegir una flor para nuestro consumo? ¿Qué importante es el color de una flor al comerla?

Pues que es sobre todo las flores que contienen caretonoides, las que varían del amarillo, naranja y rojo, las que tienen una propiedad muy importante y es que ayudan a controlar los radicales libres.

Sin embargo ¿qué es un radical libre?

Son partículas muy pequeñas, microscópicas debería decir, las cuales existen en el ambiente y que tienen relación con dos cosas que nos importan muchísimo en la vida. La primera, el cáncer. Mientras menos contacto tengamos con estas partículas será menor nuestra propensión al cáncer. Y por otro lado si evitamos los radicales libres nos mantenemos más jóvenes.

¿Cómo puedes iniciar una dieta consumiendo flores?

¡Muy fácil! Imagínate que se pueden utilizar de diferentes maneras. Por ejemplo puedes agregar directamente los petálos de flores, después de desinfectarlos, en los alimentos cuando se estén cocinando y esto les va a dar un toque muy especial. 

Por ejemplo si utilizamos pétalos de rosas al cocinar aves o un buen bistec, la carne quedará perfumada y con un sabor único, de igual manera si le agregamos menta a un filete de pescado. ¿No suena rico?

De igual manera podemos elaborar tés. De manzanilla, que es un buen calmante y tranquilizante; té de jamaica que sirve como un buen diurético. Y otra forma que recomiendo es dejarlas secar, triturarlas, agregarles sal y la dejarlas en la mesa para que cada comensal pueda agregarlas al gusto como condimento ¿Buena idea no? 

Entonces comer flores no sólo es sabroso sino que es también muy sano y podemos complementar nuestra alimentación de una manera divertida y sobre todo !colorida¡

y ¿has oído de la entomofagia?

Te lo dejo de tarea... 

Una alternativa a la dieta diaria.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: