fotografia

Las condiciones difíciles de vida que tienen las plantas que se han adaptado a vivir en los desiertos las hacen muy singulares por su sorprendente empeño en sobrevivir en las condiciones más extremas. Se enfrentan a largas etapas de calor extremo y sin agua durante días y por las noches a temperaturas bajo cero. En un territorio hostil para la vida vegetal muchas plantas viven pese al difícil clima y además realizan la proeza de florecer cuando hay un resquicio de humedad.

fotografia

La flor del desierto "Garra de León" tiene un color rojo muy intenso y florece en el desierto de Atacama y en otros desiertos.

Estas plantas sorprenden con bellas flores efímeras pero que llenan de colores y destacan en lo árido del paisaje triste y desértico. Uno de los lugares más representativos del comportamiento de estas plantas es el desierto de Atacama donde bastan unas pocas lluvias para que las tierras resecas se conviertan en un jardín florido. Los bulbos permanecen bajo tierra el tiempo que haga falta esperando que lleguen las lluvias que tarde o temprano aparecen y entonces con una rapidez que sorprende las flores aparecen como por arte de magia.

fotografia

La flor llamada "Celestina" es una de las más abundante en los desiertos costero con un color azul muy delicado.

fotografia

La "Añañuca amarilla" florece también en Atacama y era una flor sagrada de los antiguos indígenas de Chile.

fotografia

Los cactus del desierto de Phoenix o de Sonora son muchos y muy variados que dan flores de bellos y vivos colores que de repente salen cuando caen unas pocas gotas de agua dando una lección de vida en lo árido del paisaje.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: