fotografia

La tradición española de llevar flores a los cementerios se hace más numerosa el 1 de noviembre, Día de Todos los Santos, que es cuando se recuerda a los familiares que ya no se encuentran entre nosotros. Este día los cementerios disponen de horarios más amplios de apertura para que las familias puedan adornar las tumbas de sus parientes muertos. La flor más típica que se suele llevar son los crisantemos que es una flor muy duradera después de estar cortada. Proceden de Asia y hay más de 30 especies diferentes y de todos los colores.

fotografia

Los crisantemos (Chrysanthemum) son de la familia Asteraceae y son plantas perennes que pueden alcanzar el tamaño de un metro más o manos. En China se cultivan desde 1.500 a, C. y una ciudad llegó a llamarse "Ju Xian" (ciudad del crisantemo). En Europa se conoce esta flor desde el siglo XVII y debido a que florece en otoño en España se ha utilizado para llevar al cementerio en la festividad de Todos los Santos que es en el mes de noviembre.

fotografia

fotografia

En el Japón el crisantemo es su flor nacional y curiosamente en méxico regalar crisantemos es como una declaración de amor. Aunque el crisantemo se considera la flor más típica para llevar al cementerio, en los últimos años se llevan para adornar las tumbas flores de todo tipo, especialmente claveles, lirios y rosas pues se hacen ramos especiales combinados con diferentes flores. La festividad de Todos los Santos permite que las floristerías tengan un respiro y vean entrar algo de dinero ya que en las fechas otoñales y de invierno se venden pocas flores y los últimos años con la crisis que dura y dura, la venta de flores se ha visto perjudicada durante todo el año.


http://artigoo.com/jardin-tulipanes-holanda

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: