fotografia

fotografia

Un enamoramiento repentino es lo que se ha dado por llamar, un flechazo. Por lo general siempre se ha considerado un sentimiento de poca trascendencia cuando en realidad una atracción repentina es más sincera que cuando se elije pareja entre los pretendientes o grupo de amigos más cercanos ya que se hace más premeditadamente y ya influyen otros intereses que no los de la simple atracción química o sentimental que despierta una atracción a primera vista.

fotografia

El arrebato pasional que puede surgir de imprevisto al conocer alguien que nos trastorna, muchas veces se reprime pero eso no evita que se vean trastocados todos los planes anteriores que pierden de momento todo interés y se crea una inseguridad y un mal estar que hace que solo se desee estar cerca de la persona que nos atrae irremisiblemente.

fotografia

El amor que surge así, a primera vista, desconcierta y nos encontramos como perdidos porque forma parte de los deseos de nuestro subconsciente que ha encontrado la persona que se ajusta y complementa con las necesidades de pareja, por eso no somos dueños de nuestros actos muchas veces y se cometen errores tremendos. En ocasiones esta ilusión repentina se esfuma como el humo a los pocos momentos al descubrir abismos que son insalvables pues puede ser que el o la protagonista de nuestro enamoramiento no sea un ser libre o que no corresponda a nuestro sentimiento.

fotografia

Un flechazo es un imprevisto del que se desconocen sus consecuencias, pues si bien algunas veces se queda en nada y el sentimiento se desvanece por la ausencia, otras puede germinar en un amor fuerte y duradero pues los misterios de los sentimientos hasta nosotros mismos los desconocemos. De cualquier modo, lo importante de un flechazo es poder vivir el bello sentimiento del enamoramiento, sean cuales sean sus consecuencias.

Amores de verano, amores de quita y pon.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: