Flame.

FLAME es probablemente, el virus “ciber-espía”, más sofisticado hasta la actualidad.
Fue descubierto, en mayo de 2.012, por la compañía rusa Kaspersky Lab, propietaria del antivirus con el mismo nombre. Ataca ordenadores, con sistema operativo Windows.
Según fuentes oficiales de The Washington Post, EE.UU e Israel fueron los creadores conjuntamente, del virus informático.

Ambos países, también son partícipes de otro virus o gusano, llamado Stuxnet,. que atacó el programa nuclear de Irán, en 2.010.
Flame, podría considerarse como la tercera “ciber-arma” descubierta, tras Stuxnet y Duqu

La mayor parte de los equipos infectados por Flame, se encuentran en Irán, Israel, Sudán, Siria, El Líbano, Arabia Saudí y Egipto.

Este código malicioso llamado Flame, contiene hasta 20 veces más código que Stuxnet. Y no olvidemos, que Stuxnet, fue capaz de afectar al funcionamiento de centrifugadoras nucleares.
Según comenta un investigador de Kaspersky Lab, Flame tiene cerca de 100 veces, más código que un virus típico, que roba información.

Flame, es capaz de:

  1. Reunir ficheros, y archivos de datos
  2. Cambiar remotamente, la configuración de los equipos
  3. Encender los micrófonos y grabar las conversaciones cercanas
  4. Realizar capturas de pantalla
  5. Registrar los chats de mensajería y las comunicaciones por VOIP
  6. Activar las comunicaciones inalámbricas y el Bluetooth
  7. Propagarse con facilidad, de una máquina a otra a través del LAN o memorias USB
  8. Buscar el antivirus instalado en el equipo, y adaptarse para no ser detectado

Desde Symantec, creen que Flame, pudiera estar en la lista de de los programas maliciosos, más complejos, jamás descubierto. Fue creado para espiar, al contrario que Stuxnet, cuya misión era, destruir.

Flame es grande y complejo. Ha podido robar información, desde hace varios años. Parece que sus orígenes, se remontan al año 2.006. La información robada, se ha enviado a servidores, situados en Europa, Asia y América del Norte.

Según parece, por el estudio de estos servidores, tanto Flame como Stuxnet, son parte o elementos, de un ataque más amplio y complejo, que continúa hoy en día.

¿Podríamos estar asistiendo, a una “ciber-guerra” mundial, sin saberlo?
¿Pueden ser capaces, de afectar a industrias energéticas, bancos, o sistemas de tráfico aéreo? ¿Deberían tener los gobiernos, escuadrones anti-hackers?

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: