Daniel Swarovski

La firma Swarovski tiene una antigua tradición que se remonta al nacimiento de Daniel Swarovski el 24 de octubre del año 1862 en Georgenthal, región de Bohemia (actual República Checa) conocida por su preciado vidrio. Su padre era un artesano del cristal y con él aprendió el corte del cristal y sus técnicas. En el año 1883, Daniel Swarovski visitó la Exposición Internacional de Electricidad en Viena y observó las máquinas inventadas por Edison, entre otros, descubriendo lo que la nueva tecnología podía suponer para su propia industria.

La firma Swarovski empezó una nueva etapa cuando Daniel Swarovski, basándose en lo que había observado y tras años de investigación y trabajo, inventó su propia máquina para tallar el cristal en el año 1892 solicitando su patente. En el año 1895 se trasladó al Tirol austriaco para poder abastecerla con bastante agua y obtener mejores resultados, logrando un preciso corte de múltiples facetas de piedras de cristal. Estableció su primera fábrica especializada en producir de forma industrial piedras preciosas de cristal. Su objetivo era sustituir los costosos diamantes por joyas y adornos más asequibles de singular estilo.

La firma Swarovski sigue avanzando y en el año 1908, Daniel Swarovski con la ayuda de sus tres hijos lograron producir un cristal puro refinándolo hasta conseguir la brillantez que lo definiría y logró equipararlo con la elegancia de los diamantes. Fue el comienzo de la prestigiosa firma que realiza, preciosas figuras de adorno, broches y joyería de cualquier tipo.

La firma Swarovski está dirigida en la actualidad por sus tataranietos Markus y Nadja manteniendo la innovación y tradición heredada por su ancestro, extraer del cristal todas sus propiedades y conservar el prestigio de la marca de su familia.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: