La bebé Fiona con sus padres

Fiona y sus padres han logrado por fin reunirse después de estar seis meses separados. Fiona es un bebé hipopótamo que nació seis semanas antes de lo previsto en el zoológico de Cincinnati en EE.UU. Su madre, Bibi, no pudo amamantarla por la debilidad de Fiona. Los veterinarios y encargados del zoológico tuvieron que separarlas para que Fiona pudiera sobrevivir. Estaba muy deshidratada y le inyectaron un tratamiento intravenoso. Tuvieron que alimentarla con biberón dándole calor para hacerle sentir que estaba junto a su madre, poco a poco fue recobrando fuerza y empezó a dar sus primeros pasos. Dentro del agua no sabía cómo desenvolverse, fueron sus encargados quienes, en una bañera pequeña, le enseñaron paulatinamente a regular su respiración mientras sus pulmones estaban desarrollándose.

Durante su duro y largo tratamiento, Fiona, se ha comportado sumisa, sin ningún atisbo de violencia o rebelión, se ha acostumbrado a convivir con sus cuidadores y a seguirles donde iban con sus cortos pasos. Cuando han considerado que estaba recuperada, la han sumergido en el agua para que buscara a sus padres y los ha encontrado, logrando su propósito inicial.

Fiona y sus padres, Bibi y Henry, están felices y es enternecedor verlos juntos después de seis largos meses.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: