"Cuatro de cada cinco adolescentes que padecen fibromialgia juvenil seguirán sufriendo sus síntomas durante la edad adulta" (HealthDay News)

Fibromialgia... ¿qué es?

 

La Fibromialgia es un síndrome, o conjunto de síntomas, en el cual la persona padece un dolor generalizado por todo el cuerpo, especialmente en músculos, tejidos blandos y articulaciones, acompañado de fatiga injustificada, aparentemente. Las personas que padecen de fibromialgia refieren haber experimentado síntomas como:

- Dolor (síntoma principal), leve o intenso. Los puntos de sensibilidad, o zonas de dolor, constituyen áreas específicas y localizadas con una percepción del dolor especialmente agudizada desde las cuales se irradia ese dolor a mayor extensión.

- Fatiga (síntoma principal y característico). Acompañada generalmente por problemas con el sueño, dificultad para dormir o despertarse cansado después haber dormido, y un estado anímico depresivo.

 - Problemas de memoria y concentración

- Migrañas tensionales.

- Síndrome de Intestino Irritable

- Rigidez en cuello y hombros

- Sensibilidad excesiva a los olores

Los síntomas varían de una persona a otra. Aunque la fatiga y el dolor se hayan en todos los casos, cada enfermo presenta unos niveles diferentes.

 

Como abarca un amplio abanico de síntomas, hay variada información referente a la fibromialgia y quienes la padecen. Aún así, en realidad sigue  constituyendo un gran misterio

Aunque se desconocen las causas, se barajan diferentes posibilidades o hipótesis al respecto. Pese a ello, sí se han podido identificar algunos factores que afectan en gran medida a los enfermos de fibromialgia, empeorando significativamente su estado. Entre éstos se encuentran: la actividad física; el frío; la humedad; el estés; la ansiedad; el consumo de cafeína.

 

Tratamientos

 

Debido a que en realidad aún no se ha podido identificar una causa directa y clara por la cual se desarrolla la fibromialgia en una persona y la variedad en sus síntomas, existen diversas líneas de tratamiento. Algunas medidas que se llevan a cabo a fin de lograr una mejoría general o apaciguar los síntomas son:

- Ejercicio (un programa  específico de acondicionamiento)

- Fisioterapia

- Métodos para el control del estrés

- Medicación para mejorar el sueño

- Relajantes musculares

- Masajes.

- Analgésicos

- Terapia cognitiva

- Acupuntura

- Llevar un diario del dolor

- Antidepresivos (algunos se han aprovado para el tratamiento de la fibromialgia, en dosis bajas)

En concreto, es digno de mención el hecho de que se ha estado llevando a cabo durante varios años un tratamiento quirúrgico (sí, una operación) para curar la fibromialgia. Por ahora no está reconocido por la medicina en general. Sin embargo, parece ser que los que se han sometido a este tipo de cirugía, que consta de una a cuatro intervenciones, han referido una mejoría notable (completa) de todos los síntomas y limitaciones que conlleva la enfermedad.

Aunque no entraremos en detalles de si esta operación es la solución definitiva o si en realidad es tan efectiva como parece estar resultando (se lleva practicando durante más de 10 años), sí sería interesante pensar que procedimientos que hoy se consideran básicos e irrefutables en su momento se cuestionaron.

 

 

Mientras se continúan estudiando y analizando tantas incógnitas que quedan por resolver sobre la fibromialgia, va apareciendo cada vez más información sobre diversas líneas de acción. Lo que le queda decidir a cada uno que la sufre es cuál va a probar, o si seguirá varias a la vez.

Sin embargo, algo que le resultará muy útil es siempre tener presente aquello que empeora su estado o síntomas y evitarlo en la medida de lo posible. A su vez, es importante ser consciente de las limitaciones para no exigir al cuerpo más de lo que pueda dar o soportar. Para ello la persona requiere tiempo para conocerse a sí mismo y ver cómo le afecta esta condición personalmente. Cada enfermo es diferente. 

 

Como se analizó en el artículo "Ansiedad, fibromialgia, sensibilidad química... ¡Incomprendidas!" quien padece de Fibromialgia tiene más con lo que batallar que la propia enfermedad. Por eso es importante que los familiares y amigos conozcan las implicaciones que tiene la fibromialgia hacia el enfermo a fin de mostrar empatía y consideración.

 

Pero.. ¡ÁNIMO!

Muchas personas que sufren a diario los efectos de la fibromialgia intentan por todos los medios que les son posibles vivir de forma 'casi normal'.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: