La fertilidad femenina y la contaminación.

Según acaba de constatar un estudio del Institut Marquès de Barcelona uno de los varios factores que puedes dañar la fertilidad femenina es la contaminación.

El origen está en un 80% en los tóxicos y contaminantes. Este trabajo relaciona por primera vez la contaminación ambiental y la exposición a tóxicos con la pérdida de fertilidad femenina en mujeres de menos de 40 años, que acusan una menopausia precoz que les impide ser madres.

Estas mujeres todavía tienen el período, pero no van a poder ser madres porque han visto reducida radicalmente su reserva ovárica por culpa de tóxicos y contaminantes en un 80%.

La infertilidad de las mujeres de menos de 40 años se atribuye en un 20% a factores como la herencia genética, enfermedades cromosómicas, dolencias autoinmunes, endometriosis y quimio y radioterapia, mientras que el 80% restante se debe a dioxinas, pesticidas, tabaco, plomo, hidrocarburos aromatizados, diseños policromados e irruptores estrogénicos.

Si en la grasa de la madre hay mucho tóxico la reserva ovárica es menor y peor. Esta pérdida de la fertilidad femenina a menudo empieza en el útero. Como explica la jefa de Reproducción Asistida del Instituto Marquès, Marisa López-Teijón, "a los cinco meses el feto (niña) ya tiene toda la reserva ovárica y si en la grasa de la madre se acumulan muchos tóxicos esta reserva es menor y tendrá peor calidad".

Hasta ahora se había relacionado la contaminación ambiental con la calidad del semen y esterilidad masculina, sin que saliera a la palestra que estos tóxicos también inciden en la fertilidad de las mujeres.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: