Este es otro cuento del Señor Nochahua,con la mejor intención de ayudar a quienes por diferente motivo no se animan a dejar descendencia y con ello asegurar la unidad familiar.

Es la historia de Tapita y Tita,quienes contraen matrimonio con todas las de la ley y con el mejor ánimo de formar una hemosa familia unida por muchos años.

Luego de los años primero y segundo de luna de miel acordada previamente, Tapita y Tita inician un conjunto de rituales y procedimientos para encargar familia, pero a pesar de todos sus intentos no logran concretarlo.

Reciben la ayuda de una familia cercana a ellos, quienes los invitan a una semana de vacaciones en una playa, en la que rodeados de la hospitalidad lugareña, el clima bondadosa, y la alimentación a base pescados y mariscos bien rociada con deliciosos licores, cumplen lo que se puede denominar una yapita de su luna de miel.

Tapita y Tita gracias a esa invitación logran su ansiado sueño y procrean un primer varón, su primogénito, con el qu rompen cualquier miedo ,temor, duda de quienes por antecedentes familiares, por la edad, etc no se animan a tener descendencia en una situación en la que sucede que uno de los dos integrantes de la pareja lo desea  fervientemente, mientras que el otro por a,b,z motivos o excusas de repente, no se compromete de manera firme y segura.

Tapita y Tita se animaron tanto que procrearon dos varones y tres niñas con lo que dieron por "cerrada la tienda", ya que con ocho seres humanos formando su familia ya tenían mucho entretenimiento y larga vida por delante.

No sucede por estos tiempos que se forme tan larga y apreciada familia, pero si se integra una parejita de hijos , con los padres son una buena muy buena familia.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: