Reflexiones acerca de la paternidad/maternidad

Feliz Día del Padre o ¿no?

Ser padre o madre, es una decisión no una obligación. Una decisión tan trascendental que, probablemente, es lo más importante que una persona puede hacer a lo largo de su vida. Cuando eres padre o madre cambia tu estilo de vida, cambian tus prioridades y sobre todo cambia tu escala de valores, pues desde el momento en que te conviertes en padre o madre, el bienestar, la seguridad y la felicidad de tu hijo escalan hasta el top 1 y ya no se moverán de ahí durante el resto de tu vida. Y así tiene que ser, papa y mama. No es más que aceptar que tú, tus intereses, tus objetivos, tus deseos e ilusiones, van a estar siempre sometidos a los intereses, objetivos, deseos e ilusiones de tus hijos.

Cuando la persona, o la pareja, ha meditado su decisión y ha valorado todo lo que va a traer consigo tener un hijo, el paso de hacer lo que te de la gana con tu vida a dedicar tu vida a que tu hijo pueda hacer lo que le de la gana cuando sea mayor, ser padre o madre resulta más que maravilloso y verles conseguir aquello que sueñan se convierte en el top de la felicidad para ti.

Pero cuando las personas tienen hijos sin haber valorado realmente lo que esto va a suponer en sus vidas, resulta mucho más complicado someter sus anhelos al hecho de ser padre o madre. La ya de por sí complicada labor de criar a un niño se convierte en un reto de proporciones épicas.

Tener un hijo no es un paso más en el camino. Tu vida y tu camino son el fruto de las decisiones que has ido tomando. Si has perdido semanas en decidir qué carrera estudiar, en analizar los pros y los contras del piso que te gusta antes de decidirte a comprar o alquilar, si has probado mil coches y leído especificaciones que apenas entendías antes de comprar uno y si para comprar un frigorífico has visitado tiendas y cientos de web, ¿de verdad tu único pensamiento en relación con ser padre o madre es cuándo?

Es cierto que la sociedad te empuja: colegio, instituto, universidad, pareja, trabajo, coche, piso, boda y niños. Todos y cada uno de estos pasos puedes corregirlos a lo largo de tu vida excepto ser padre o madre, que una vez hecho, será una responsabilidad para siempre.

Esto es una invitación a la reflexión que no pretende desincentivar a nadie en su deseo de ser padre, sino cambiar la visión de la sociedad, según la cual tener hijos es un paso natural en la vida, para que los padres del futuro tengan en mente que no es obligatorio, es una elección y como toda elección en la vida debe hacerse con reflexión y responsabilidad.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: