La felicidad es nuestra elección

Dentro del manejo de los planes que pululan por tu mente, deberías incluir uno para ser feliz, Puedes mantener las promesas del gimnasio, de cuidar tu alimentación. Sin embargo no puedes dejar por fuera la intención consciente de procurarte una vida más feliz. Puedes decir que esto no se decreta pero; para ser feliz lo primordial es tener la convicción de serlo. Lo demás es un trabajo constante sin perder el norte.

En el mundo entero se han hecho ingentes cantidad de estudios para valorar la intención de ser feliz. No caigas en el cuento trillado; aquel, que nos dice que la felicidad depende de las circunstancias externas de las cuales estás rodeado. Pero existe la certeza de que todo comienza en tu mundo interior, Tú eres quien decide. Entresacamos una investigación que fue publicada en la revista de Psicología Positiva, de entre otras, señala que si intentamos positivamente ser felices las probabilidades de conseguirlo son alcanzables.

Las vivencias. más técnicas, correctas, son de mucha ayuda, sostienen los autores, pero; buenas experiencias sin la verdadera intención de ser felices, no es suficiente. Hay que hacerlo con todo, tenemos que esforzarnos. No basta con programar rutinas de ejercicios. Verdad, tenemos que tener el compromiso de hacer la rutina para ejercitarnos Bien; algo similar sucede con la felicidad, los individuos que la priorizan entre sus primeros objetivos de vida, de seguro experimentan un mayor nivel de bienestar y felicidad. Porque están atentos a las oportunidades.

Un camino

La importancia de disfrutar los momentos felices

Lo que quiere decir, de la importancia de disfrutar los momentos felices. Pensemos con claridad, la felicidad no es un estado de alegría permanente, ni aún una vida perfecta. La verdadera felicidad es un sentimiento básico, una especie de materia sobre la cual se mueven distintas formas de energía, que pueden ser algunas veces agradables otras veces un laberinto, sin embargo la importancia radica, que en el fondo exista la convicción para apartarse del deslave de la amargura, que al final terminan desvirtuando nuestra manera de ser.

Se sobre entiende entonces que, los momentos de felicidad son para vivirlos intensamente, poniendo en ellos toda la atención, teniendo la mente abierta para que penetren en nosotros y se aferren a nuestros pensamientos. No hablamos acá, de comprar algo que nos guste, Más bien es centrarse en esos instantes cotidianos que encierran lo maravilloso que es la vida. Si los asumes totalmente, iras llenando tu depósito de reserva emocional, que es vital para los tiempos, no tan felices.

Según estudios de Shawn Achor que investigó el tema durante 12 años en Harvard, la felicidad promueve la creatividad y el éxito, asegura este señor que cultivar una actitud mental positiva puede mejorar el desempeño laboral. A esto lo llama Achor la ventaja de la felicidad, porque coloca a personas y empresas en una mejor posición ante las adversidades. Agradecer, compartir, y sonreír son técnicas muy buenas para promover la felicidad.

Para terminar. Elige la felicidad ahora, luego puede ser muy tarde. Muchos aún no se han dado cuenta, que la felicidad es una saludable elección, Se quedaron amarrados en viejos hábitos y patrones mentales- El temor al cambio los conduce a pretender ante los otros y anti sí mismos, que estaban contentos, cuando en el fondo deseaban una buena carcajada, o un poco de tontería banal, La vida es una elección, Nuestra elección. Esta no es una fórmula mágica de felicidad segura, pero si es una forma de trabajar la felicidad que te mereces, cuando eres feliz, contagias a los demás del mismo sentimiento.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: