fotogarfia

Un ramo de gemas en vez de flores, trajes bordados en oro y diamantes y zapatos con incrustaciones de cristal del diseñador francés Christian Louboutin se han lucido en la boda del hijo del Sultán de Brunéi, Abdul Malik con la joven Dayangku Raabi´atul. El Sultán de Brunéi, Hassanal Bolkiah, está considerado uno de los hombres más ricos del mundo ya que es un importante magnate del petroleo y el gas. Situado en la isla de Borneo, Brunéi es un sultanato autoritario siendo el país con mayor ingreso per cápita donde no hay miseria.      

fotogarfia

fotogarfia

Pese a nadar en abundancia no todo es agradable en Brunéi ya que el pasado año se aprovó la ley Sharía con lapidación y amputación de miembros a los condenados por los delitos que esta ley considera graves. El Sultán de Brunéi tiene en total doce hijos, cinco varones y siete hijas, fruto de sus tres matrimonios. La mayor de sus hijas se casó en el mismo lugar hace varios años con un lujo muy parecido al del heredero del sultanato. 

fotogarfia

El palacio donde se celebró la boda cuenta con 1.788 habitaciones, lujosos salones y un garaje para más de 100 coches y puede albergar más de 5.000 personas. La cúpula de este palacio esta bañada en oro así como varias partes del interior del palacio.

Los orígenes de Brunéi se remontan al siglo VII después de Cristo y tras varios gobiernos de diferentes sultanatos en 1888 pasó a ser un protectorado británico. Tras una breve ocupación japonesa durante la Segunda Guerra Mundial en 1959 se redacto una nueva constitución del sultanato. En 1962 estalló un revuelta contra el monarca pero fue frenada por Reino Unido. En 1984 obtuvo finalmente la total independencia del Reino Unido y desde entonces su riqueza no ha parado de crecer.    

fotogarfia

fotogarfia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: