tacones

Fascinación femenina por los tacones

Una mujer con los zapatos adecuados es capaz de conquistar el mundo. Es una máxima atribuida a una famosa actriz, célebre por ser una practicante nata de la seducción.

Independientemente de lo notable del dato, es innegable la fascinación que ejerce el zapato en la mujer, esto da respuesta a la psicología de las féminas y propia personalidad de las mismas. Realmente el calzado funciona como una prolongación cultivada del cuerpo pero; los tacones (particularmente), revelan como pocas piezas de la vestimenta femenina, que representa actitudes propias frente la sensualidad, la seducción y el erotismo.

Una mujer puede ser la imagen misma de la sexualidad tentadora, tímida, virginal o persuasiva a través de sus zapatos, es por esa capacidad para cambiarla en alguien diferente cada día, que explican su adicción a los mismos.

En ese mismo orden de ideas, esa fijación de la mujer con los zapatos, responde de alguna manera –al igual como otro tipo de adicciones femeninas- a su decidida facultad modificadora de la conducta masculina. No hay más que salir a la calle para observar cómo cambia el lenguaje corporal y la actitud de los hombres, cómo se ilumina su semblante cuándo pasa por su lado una mujer con zapatos de tacón.

belleza

Complacencia

Sin importar si está aburrido, recostado indolentemente de cualquier cosa o abandonado; de seguro el paso acompasado de una mujer montada en zapatos de tacón alto sosteniendo sus lindas piernas: lo acomoda, se arregla la camisa, se despabila y, dibuja una sonrisa de agrado y complacencia. De tratarse de un grupo de hombres; todos voltearán a mirar el portento de mujer que pasa por su lado, sin importan el tema de conversación que los ocupa -se sentirán complacidos de hacer la pausa y, regodearse en admirar la hermosura montada en 10 centímetros de tacón, que pasa caminando felinamente airosa-.

Lo preponderante es que, lo mejor de todo, esta circunstancia para la mujer resulta de una satisfacción enorme, nada más gratificante para ellas que despertar el deseo.

Según algunos expertos, los zapatos han eclipsado la venta a nivel mundial de bolsos y carteras. Esto nos presenta un indicativo psicosocial; si la mujer promedio elije comprar zapatos en vez de carteras, hay una indicación manifiesta de que su escala estética de valores está cambiando. Entonces colegimos que las mujeres ya no observan a las demás mujeres como antes lo hacían; de arriba abajo. Ahora comienzan de abajo a arriba.

¿Causas del cambio de paradigma?

La belleza, tal vez los zapatos son el accesorio que la generalidad de las mujeres disfrutan con el mayor placer y la misma apreciación. Sin importar el peso, la talla o la altura, estos son los encargados de elevar el cuerpo y la autoestima a nivel celestial.

Las ventas de zapatos femeninos de tacón representan el 60% de las ventas a nivel mundial, aproximadamente unos 120 billones de dólares, con una media de 35 millones de pares de zapatos anualmente. La singularidad de la belleza de algunos de los zapatos de éxito más copiados del mundo, explican de manera precisa este comportamiento. El Pigalle de Louboutin con un precio de 625 dólares; tiene un tacón de 8 centímetros de alto y representa como pocos zapatos, un alto contenido de sensualidad agresiva como su característica principal de Louboutin. Antes se conseguían copias excelentes a 50 dólares, finales de 2012 y 2013.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: