Mr. Fox (George Clooney) es un zorro que se dedica a robar gallinas, pero cuando su mujer, Felicity (Meryl Streep), le anuncia que van a ser padres, decide dejarlo. El tiempo pasa, la familia se traslada y Mr. Fox, reciclado en periodista, no puede evitar volver a las andadas. Mr. Fox vive con su hijo Ash y su sobrino Kristofferson. Ambos se llevan a matar porque Kristofferson es bastante más espabilado que Ash, el hijo que el chuleta de Mr. Fox desearía tener...

Fantastic Mr. Fox está basada en un relato de Roald Dahl (el creador de James y el melocotón gigante y de Charlie y la fábrica de chocolate).

La historia que cuenta este film es sencilla y maniquea: los humanos son los malos y los animales son los buenos, pero no por ello dejar de ser efectiva.

La animación -rodada con la técnica del stop motion- tienen ese aire retro tan característico y los dibujos están confeccionados con mucho detalle y resultan cómicos y entrañables.

El filme resulta entretenido. Enfocado hacia los adultos, es perfecto para los más pequeños de la casa por su ritmo y sus múltiples escenas divertidas, aunque algunos diálogos, bromas y relaciones entre personajes queden fuera de su comprensión. También es una lástima que después de una primera parte verdaderamente hilarante, el guión pierda un poco de fuelle y parece que cueste llegar al final.

Respecto a la música, es extraordinaria. The Beach Boys, The Rolling Stones y Art Tatum se mezclan con la optimista B.S.O de Alexandre Desplat.

Una última recomendación: es imprescindible visionarla en V.O., para disfrutar de la voz de George Clooney en el papel del Sr. Fox y de Meryl Streep, Own Wilson, Bill Murray o Adrien Brody, entre otros.

Con todo, buena película para pasar un buen rato. Merece la pena.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: